Madame Blavatsky, una gran escritora y ocultista

Martes 21 de Septiembre 10.08 GMT

 

Mucho se dice sobre Helena Blavatsky, también conocida como La esfinge. Algunos la consideran una gran ocultista y escritora, pero otras la tachan de charlatana.

Lo que es cierto es que la doctrina de Madame Blavatsky sentó las bases para gran parte de la contracultura de la década de los 60 y todo el movimiento New Age

Su importancia radica en que rechazó parte de la ciencia moderna, esto debido a que se declaró antidarwinista, lo que dio pie a grandes debates.

Fue cofundadora de la Sociedad Teosófica y autora de famosas obras como Isis sin velo, de 1877, en la que describe los pormenores de una religión de su propia invención, o La doctrina secreta, de 1888, un libro repleto de teorías relacionadas más o menos indirectamente con el hinduismo

 

Las historias de esta mujer rusa a menudo resultan contradictorias, pero cuentan con un gran misticismo. 

Nació un 31 de julio de 1831, fecha que para los rusos de aquel momento era muy significativa ya que los nacidos ese día están dotados de gran poder sobre las fuerzas malignas, incluyendo demonios y brujas.

Su padre fue el coronel Peter von Hahn, perteneciente a la nobleza germano-rusa que constituyó la élite administrativa y militar de la Rusia del siglo XIX. Su madre fue Helena Fadeyeva, una feminista y destacada novelista que falleció de tisis a los 28 años, cuando Helena tenía tan sólo 11.

 

Su camino por el mundo del esoterismo inició cuando se casó con el vicegobernador de la provincia de Ereván, Nikífor Vasílievich Blavatsky, un hombre 23 años mayor que ella.

Poco tiempo después, sin haber consumado su matrimonio, inició una serie de viajes iniciáticos que la llevaron a Egipto, Turquía, Grecia y al Tibet.

A partir de dicho momento, Blavatsky aseguró haber iniciado un viaje de búsqueda espiritual pero mucho de esto se ha puesto en duda luego que un investigador de fraudes paranormales, James Randi, descubriera que había sido ayudante de un médium del que había aprendido varios trucos para simular apariciones fantasmagóricas y fenómenos sobrenaturales ante otras personas.

 

En 1875, junto a Henry Steel Olcott, fundó la Sociedad Teosófica para extender un conocimiento que, según ellos, superaría la dicotomía ciencia-religión y dejaría atrás las creencias tradicionales a partir de un saber oculto procedente de la India.

Actualmente esta tiene su sede en Chennai, al sur de la India, pero a través de los años además de haber sumados famosos adeptos, como Thomas Edison, también ha sido duramente descalificada por lo que siempre estará en tela de juicio.