Cinco lugares imprescindibles de Berlín del Este

Viernes 02 de Octubre 16.34 GMT

 

Uno de los lugares con mayor afluencia de turistas en el mundo es el Muro de Berlín, por representar el mayor símbolo de guerra (y libertad) de la historia moderna.

Así como ser un recordatorio permanente de que alguna vez existieron dos Alemanias: la Alemania Occidental (del Oeste), en la que imperaban el capitalismo, el “milagro económico” y las libertades democráticas bajo el mando de los franceses, ingleses y estadounidenses.

Y la Alemania Oriental (del Este), un estado adherido al régimen socialista liderado por las fuerzas soviéticas.

Misma que estableció su capital en Berlín del Este, lo que convirtió a esa región en un ícono de la Guerra Fría.

Dicho pasaje histórico es posible reconocerlo a través de los espacios arquitectónicos y artísticos que aún sobreviven en esa zona tras la caída del Muro de Berlín en 1989, y la posterior reunificación alemana.

Torre de televisión de Axanderplantz

Figura de ingeniería monumental construida en 1969 fue la imagen propagandística por excelencia del régimen germanoriental.

La torre de radiodifusión mide 368 metros de altura y cada año contabilizaba, en promedio, un millón de visitantes.

The East Side Gallery

Ubicada en el barrio de Friedrichshain, The East Side Gallery es una exposición al aire libre que conjunta el trabajo de varios artistas de todo el mundo.

Quienes se dieron cita para intervenirlo entre febrero y septiembre de 1990, posterior a la caída del Muro.

Memorial de la Bernauerstrasse

El centro de documentación y memorial es un sitio conmemorativo a la división alemana y está situado en el lugar histórico conocido como Bernauer Strasse, que se extiende a lo largo de 1,4 km de lo que era la franja fronteriza.

Incluye el Monumento conmemorativo de las víctimas de la dictadura comunista, la Ventana del Recuerdo y la Capilla de la Reconciliación.

Checkpoint Charlie

Es el puesto de control fronterizo más popular durante la Guerra Fría, pues separaba la zona americana del área soviética y pr ahí solo podían pasar los extranjeros y diplomáticos.

Para rrecordarlo se recostruyó una caseta que sirve como escenario para que actores disfrazados de soldados se retraten junto a los turistas.

Kino International

Es una edificación emblema del glamour cinematográfico que existía en aquella época y actualmente es una de las sedes del festival Berlinale.

Fue construido entre 1961 y 1964 por Josef Kaiser y su arquitectura asemeja un paralelepípedo. Cuenta con un amplio vestíbulo, un café con ventanales, mobiliario minimalista y una sala de proyecciones con cortina de lentejuelas.

Dato curioso:

Una de las películas que retratan con mayor fidelidad las diferencias entre ambos territorios es la cinta alemana Sonnenalle (1999).

Largometraje dirigido por Leander Haufmann sobre la vida de Michael Ehrenreich y sus amigos, un grupo de jóvenes que habitaban en Berlin del Este en los años 70 y se enfrentan a las prohibiciones y carencias del socialismo frente a la voracidad capitalista.