El icono musical de los 70 renace en un diseño vanguardista

Lunes 02 de Noviembre 14.25 GMT

 

Desde hace décadas la tecnología y sus avances han transformado la forma en la que consumimos el arte; en particular, el modo en que conectamos con los sonidos y la música.

Del fonógrafo al tocadiscos, de los casetes a los CD’s, y de las playlist a los conciertos virtuales, nuestro acercamiento al universo musical ha revolucionado de manera constante y definitiva.

Sin embargo, los aparatos emblemáticos que dieron pie a esta evolución permanecen en la memoria colectiva; razón que los ha convertido en objetos de deseo para los melómanos nostálgicos.

Quienes han inspirado el renacimiento de muchos artículos que hoy vuelven a ser tendencia, entre ellos el walkman —icono de los 90, los discos de vinil y las tornamesas.

Con esta idea, los legendarios fabricantes de reproductores musicales Bang & Olufsen rediseñaron el tocadiscos que dio pie a todas las consolas que se fabricaron después: el modelo Beogram 4000c.

“Lanzados en la década de 1970, los tocadiscos de la serie Beogram 4000 definieron la estética de una época: convertirse en un clásico entre los amantes de la música”, es como sus creadores describen la mítica pieza.

Misma que, gracias a sus características estéticas y su funcionalidad, también se convirtió en un referente del diseño, cuyo alcance se ha abordado en distintos museos y libros de historia.

La primera producción de esta nueva serie de tocadiscos es limitada al mercado europeo, debido a que cada consola se restauró de manera artesanal por los expertos de la fábrica ubicada en Struer, Dinamarca.

 

De acuerdo a Bang & Olufsen, este lanzamiento contempla mejoras en su sonido, pese a que el original mantenía altos niveles de calidad y fidelidad con las grabaciones del disco de vinil.

Por ello incluyeron un preamplificador que se integra completamente a todos los sistemas de sonido domésticos contemporáneos, lo que significa que su conexión es cómoda y sencilla.

Acerca del diseño y los nuevos materiales incorporados al Beogram 4000c, la marca danesa refirió que el aluminio ha sido pulido y anodizado para permitir que el material brille.

Asimismo, destacó que la elaboración del marco de madera agrega calidez e intimidad al tacto, y la adición de una nueva cubierta acentúa la elegancia y ligereza del espacio en que se coloque el tocadiscos.