Carl Orff: la música como una fuerza abrumadora

Lunes 22 de Junio 13.40 GMT

 

Carl Orff (1895-1982) fue un compositor alemán del neoclasicismo musical. Conocido por su obra Carmina Burana y por desarrollar un sistema de enseñanza musical para niños que ha tenido notables resultados.

Comenzó a tocar el piano a los cinco años de edad, sin embargo, mostró mayor interés por la composición que por la interpretación musical. 

Desde muy pequeño, Carl Orff escribía y ponía en escena obras de títeres que interpretaba para su familia.

En 1905 publicó un cuento en una revista para niños.

A los 16 años comenzó a publicar parte de su música, su primera musa fue la poesía alemana.

 

Entre 1911-1912 Carl Off escribió Zaratustra, Op. 14, un amplio trabajo para barítono, tres coros y orquesta, inspirado en la obra filosófica de Friedrich Nietzsche Así habló Zaratustra.

Influenciado por Claude Debussy comenzó a utilizar inusuales y coloridas combinaciones de instrumentos en su orquestación.

A mediados de los 20 formuló el concepto Elementare Musik que estaba basado en la unidad de las artes, simbolizado por las antiguas musas griegas e involucrando al tono, la danza, la poesía, la imagen, el diseño y el gesto teatral.

Comenzó a adaptar obras musicales de eras tempranas para la representación teatral en su tiempo, incluyendo la ópera de Claudio Monteverdi Orfeo (1607).

 

Fundó en 1924 junto a Dorothee Günther la Escuela Günther para gimnasia, música y danza en Múnich, ahí, Orff desarrolló sus teorías en educación musical.

Su pieza musical Carmina Burana ejemplifica la búsqueda de Orff por un idioma que pueda revelar el elemental poder de la música, permitiendo al oyente experimentar la música como una fuerza primitiva y abrumadora.