Claude Debussy y su revolución musical

Miércoles 25 de Marzo 12.05 GMT

 

Un día como hoy falleció Achille Claude Debussy, compositor francés considerado el creador de la música nueva.

Debussy fue uno de los compositores más influyentes del siglo XIX y principios del XX.

Claude nació en una familia de bajos recursos y escasa participación cultural, pero eso no le impidió descubrir su gran talento musical.

Gracias a su padrino Achille Arosa pudo recibir clases musicales desde que tenía seis años y a los 10, debido a su gran talento, logró ingresar al Conservatorio de París, el mejor centro de estudios musicales de Francia. 

Madrid fue la primera obra escrita por Debussy cuando apenas tenía 16 años, tres años después debutó en obras extensas con Trío para piano en sol mayor.

Al culminar sus estudios fue condecorado con el Premio de Roma por la cantata L’enfant prodigue, distinción máxima que se entregaba en aquella época a un compositor francés.

Igor Stravinsky y Béla Bartók fueron parte de los grandes músicos que inspiraron la carrera de Claude Debussy.

Preludio a la siesta de un fauno fue su primera obra significativa basada en un poema del escritor simbolista Stéphane Mallarmé.

El acercamiento de Debussy a los poetas simbolistas le ayudó a evolucionar e innovar en su propuesta sonora.

Aunque al francés no le gustaba que lo definieran como impresionista, lo avanzado de su propuesta terminó siendo el inicio de una nueva era de la música moderna que tiempo después surgió.

Debussy fue el primero en utilizar la escala tonal completa con éxito.

La ópera Peleas y Melisande (1902) dio al francés el reconocimiento como músico de prestigio.

Compositor de la conocida pieza Claro de Luna, Debussy logró con su arte cambiar el rumbo musical de su época y convertirse en un parteaguas en la historia sonora europea.

Murió el 25 de marzo de 1918 a causa de una enfermedad pulmonar.