Nicholas Krushenick, creador del ‘pop abstracto’

Jueves 07 de Enero 09.39 GMT

 

El pop abstracto cobra vida al conjugarse las geometrías sueltas y el color intenso que se desprenden de la mente del artista neoyorkino Nicholas Krushenick.

Nacido en el Bronx en 1929, el artista estudió pintura en la Art Students League de Nueva York y en la Escuela de Bellas Artes Hans Hoffman.

Al concluir su etapa como estudiante, Krushenick diseñó escaparates y trabajó en el Departamento de Enmarcado del Museo de Arte Moderno.

Posteriormente operó, junto a su hermano John, la legendaria Galería Brata en el East Village de Manhattan; en donde mostraron el trabajo de artistas renombrados, como Ronald Bladen, Ed Clarke, Al Held, Yayoi Kusama y George Sugarman.

El característico estilo pop abstracto de Krushenick salió a la luz a principios de la década de 1960 y, de acuerdo al crítico Robert Rosenblum: “las formas en forma de red de sus primera pinturas demuestran su caricatura deliberada de ‘goteos’ o ‘madejas’ expresionistas abstractas, en lo que se asemeja más a detalles de las caricaturas, como los folículos pilosos de Superman”.

De este modo, la obra del artista se distingue por el uso de colores vibrantes, el rigor formal y la intensidad gráfica pura.

Algunas de sus exposiciones individuales más sobresalientes son la Abstracción post-pictórica (1964) en el Museo de Arte del Condado de los Ángeles, Vormen van de Kleur (1964) en el Museo Stedelijk, Pintura Sistémica (1965) del Solomon R. Museo Guggenheim, y Documenta 4 (1968) en Fredericianum.

Actualmente su trabajo se encuentra en las colecciones del Museo de Arte de Baltimore, el Museo de Bellas Artes de Dallas, la colección de arte Empire State, el Museo Metropolitano de Arte, el Museo de Arte Moderno, entre otros.