Simplicidad y color en las pinturas subversivas de A. R. Penck

Lunes 05 de Octubre 11.12 GMT

 

El ímpetu artístico del alemán Ralf Winkler abrazó distintas áreas, pero fueron la pintura y la escultura donde encontró su mayor despliegue.

Nacido el 5 de octubre de 1939 en Dresde, Alemania, Winkler adoptó el seudónimo A.R. Penck en 1966 como un homenaje al geólogo Albrecht Penck, pionero en el estudio de la glaciología.

Pintor, escultor, poeta, artista gráfico, y percusionista, la infancia de A. R. Penck se desarrolló durante la guerra, hecho que tuvo influjo en su obra y pensamiento.

Por la simplicidad de sus formas, figuras filiformes y esquemáticas, la pintura de Penck es considerada como neoexpresionista.

Al igual que la producción de sus compañeros de estudio, los pintores Markus Lüpertz, Jörg Immendorf, Georg Baselitz, Sigmar Polke y Anselm Kiefer.

El estilo de Penck es reconocido por fusionar la autoexpresión espontánea con la sobriedad, así como combinar, de manera simbólica, sus influencias históricas y el arte pop con sus preocupaciones políticas y sociales.

A partir de la década de los 60 trasladó los símbolos y patrones figurativos de la plástica a la escultura con la construcción de objetos de cartón, listones, botellas recicladas, latas, papel de estaño, engrudo y papel aluminio.

A.R. Penck vivió en Berlín Oriental de 1963 a 1972, en donde abrió brecha para la pintura de libre discurso en medio del régimen comunista.

Debido a que en esa época no se le permitía exhibir en público y fue, incluso, vigilado por la policía secreta por considerarlo disidente, pasó de contrabando su trabajo a Berlín Occidental y Suiza.

En estos lugares conquistó suficiente fama y, con ello, cierta liberación del hostigamiento policiaco.

En los años 80 Penck tuvo sus exposiciones más relevantes e internacionales, entre ellas la exposición de Arte Moderno del Tate Britain y en el museo Martin Gropius Bau.

La obra de Penck hace remembranza al trabajo de los artistas Paul Klee y Jackson Pollock, así como al arte polinésico, las cabezas de piedra de la isla de Pascua y las escrituras de las culturas egipcia y maya.

Penck, el amoroso del jazz

Aunado a su labor artística, A. R. Penck se desarrolló como músico de jazz y publicó escritos teóricos acerca del arte en donde incluyó versos y creaciones poéticas.

Además fue miembro del grupo Triple Trip Touch y colaboró con algunos músicos de renombre como Butch Morris.

Para la década de 1990, Penck se dedicó a organizar eventos de música y exposiciones colectivas en su mansión ubicada en Heimbach, al lado de figuras como Christine Kuhn, Ana Homler y Lee Lennie. Falleció el 2 de mayo de 2017 en Zúrich a la edad de 77 años.