La ilusión y desilusión norteamericana en la lente de Robert Frank

Lunes 09 de Noviembre 06.40 GMT

 

El suizo Robert Frank tuvo que sortear la vigilancia estadounidense que lo siguió muy de cerca por recorrer Estados Unidos con cámara en mano; pese a ello, legó uno de los testimonios visuales más sinceros de la sociedad norteamericana que existen hoy en día: The Americans.

Nació el 9 de noviembre de 1924, creció en Suiza, y despegó en Nueva York.

Gran amigo del novelista Jean Kerouac y el fotógrafo Edward Steichen, Frank entrenó su visión artística con la guía de un círculo cercano de creadores, entre los que se encontraban fotógrafos y diseñadores gráficos.

Con ese impulso, creó su primera obra en 1946, bajo el título de 40 Fotos, una recopilación de imágenes capturadas en Milán, París y Estrasburgo.

Compilación en la que incorporó distintos géneros fotográficos, y en el que expuso el poder de los contrastes narrativos en la composición de un libro.

Para 1947, Frank arribó a Nueva York y desarrolló su potencial artístico como fotógrafo de moda en la revista Harper’s Bazaar.

Durante esa etapa viajó por América del Sur y Europa, etapa de la que resultaron dos tomos de fotografías de Perú.

Tras exponer en la muestra colectiva 51 American Photographers en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, continuó su trabajo como foroperiodista independiente en otras publicaciones destacadas, entre ellas: McCall’s, Vogue y Fortune.

The Americans

La publicación de 1958 fue producto de un permiso otorgado por la Fundación John Simon Guggenheim como incentivo y reconocimiento al trabajo de Frank.

Fue así como recorrió el país norteamericano desde 1955 para fotografiar a los diferentes estratos de su sociedad. De dicho trayecto reunió alrededor de 28 mil panorámicas, y solamente 83 fueron las seleccionadas para su publicación.

Con prólogo de Jack Kerouac, y respaldo de Allen Ginsberg, el fotógrafo publicó The Americans en Paris.

Debido a que en Estados Unidos la crítica fue mordaz con él por considerar que sus composiciones eran demasiado contradictorias a la imagen optimista que los medios y artistas habían creado de la figura del estadounidense promedio.

Aunado a su prominente trayectoria fotográfica y su contribución a la cinematografía, Robert Frank pasó a la historia por evidenciar el racismo, el clasismo y otras problemáticas de la sociedad estadounidense, de un modo sencillo, natural e implacable. Falleció el 9 de septiembre de 2019 a los 94 años.