Yasunari Kawabata, el primer Nobel de Literatura de Japón

Jueves 16 de Abril 07.47 GMT

 

Yasunari Kawabata (Osaka, 1899-Zushi, 1972) fue el primer escritor japonés que obtuvo el premio Nobel de Literatura y el segundo asiático, solo atrás de Rabindranath Tagore.

Desde muy pequeño vivió de cerca la muerte, con 4 años se quedó huérfano, yendo a vivir con sus abuelos paternos y su hermana mayor con una tía.

Logró volver a ver su hermana solo una vez más, pues murió con apenas 11 años de edad.

Pareciera que a la muerte le gustaba rondar cerca del japonés, pues tiempo después su abuela murió y años más tarde su abuelo también.

Yasunari apenas tenía 15 años y había experimentado demasiado dolor en su vida, pasó un par de años con sus abuelos maternos y más tarde se trasladó a vivir a una pensión que le quedaba cerca de la escuela.

En 1920 ingresó al la Universidad de Tokio para estudiar literatura en lengua inglesa, aunque un año después cambió a la literatura de Japón.

Fue un joven entusiasta en su carrera, revivió la revista literaria Shinjichō y fue en sus páginas en las que publicó sus primeros trabajos, abriéndose camino en el mundo de la escritura.

 

 

Al terminar la carrera formaba parte de un grupo de intelectuales y junto con ellos lanzó Bungei-jidai, una revista que abría espacio a nuevos y prometedores literatos que utilizaban el estilo Shinkankaku-ha, la nueva escuela de las sensaciones.

Kawabata vivió el periodo imperialista de la literatura japonesa en la que los escritores gozaron de cierta libertad para escribir.

En esa misma época los literatos fueron los principales promotores de la comunicación entre la cultura japonesa y la ciencia occidental. Yasunari centró sus obras en el amor no correspondido.

Para 1926 lanzó su primer libro La bailarina de Izu, una obra muy conocida en Japón y que narra la breve historia de un amor temprano.

Diez años más tarde alcanzó la consagración en Japón con su primera novela País de Nieve.

Kawabata también trabajó como reportero para el Manichi Shimbum.

 

 

En 1959 recibió la medalla Goethe en Frankfurt y en 1968 ganó el Nobel de Literatura y dio el discurso llamado “Del hermoso Japón, su yo”.

El 16 de abril de 1972, enfermo, deprimido y nuevamente agobiado por la muerte de un ser querido, su amigo Yukio Mishima de quien también fue mentor, Yasunari se suicidó en un pequeño departamento a orillas del mar.

Solo un año después de su muerte se publica su novela El maestro de Go, trabajo que calificaba el escritor como su mejor obra.

 

 

Sus obras más conocidas en occidente

La bailarina de Izu (Creada en 1926 y traducida en 1969).

País de Nieve (Creada en 1937 y traducida en 1961).

El sonido de la montaña (Creada 1954 y traducida en 1969).

El maestro de Go (Creada en 1954 y traducida en 2004).