Yoko Ono: la artista y activista del movimiento Fluxus

Miércoles 04 de Noviembre 12.31 GMT

 

Pareciera que a Yoko Ono solo se le conoce como la mujer que separó a los Beatles, cuando en su haber artístico y activista en contra de la violencia de género y por la paz mundial tiene mucho qué decir.

Ono nació en Tokio, Japón, en 1933 en una familia de banqueros, los cuales cayeron en desgracia durante la Segunda Guerra Mundial; en varias ocasiones su familia tuvo que cambiar enseres domésticos por comida.

Estudió filosofía en la Universidad de Gakushiun, pero dejó a la mitad su formación para casarse con un músico japonés de quien se divorciaría siete años después. El rompimiento le causó depresión. En 1963 se casó con Anthony Cox, un promotor musical y de cine, y en 1969 con el músico británico John Lennon.

El trabajo artístico de Ono giró en torno a la música, el lenguaje y la filosofía, en el cual incluyó videoarte, performance, minimalismo y rock experimental.

Es recordada su actuación en "Cut Piece" en 1965, donde se vistió de un vestido color negro, se colocó al centro del escenario con unas tijeras y pidió al público asistente se acercara a ella y cortara un pedazo de su ropa.

También, la activista creó “Grapefruit” (Toronja), un libro de dibujos y piezas de arte. En música grabó varios discos, entre ellos “Yoko Ono/Plastic Ono Band”, un álbum donde convergen guitarras y el estilo “hetai japonés” de Yoko, y que comulgaba con su simpatía por el colecitvo Fluxus.

En 1981 ganó un Premio Grammy por álbum del año, y en 2000 al mejor video musical en formato largo.

Por la pandemia, Yoko ha aportado económicamente a fundaciones que ayudan a personas afectadas, así como a artistas que se quedaron sin trabajo.

Yoko en México

En febrero de 2016, la artista estuvo en la CDMX para inaugurar “Tierra de esperanza”, una exposición presente en museos, plazas y en el metro de la capital mexicana.

“No vine aquí a decir que México es violento, no se trata de una competencia, pero hay que comenzar en algún sitio a sembrar la semilla de la paz para todo el mundo”, dijo la también activista durante conferencia de prensa en el Museo de la Memoria y la Tolerancia.

Horas antes de la inauguración, una de las piezas fue vandalizada en la Plaza de las Tres Culturas, Tlatelolco.

Las últimas apariciones de Yoko Ono han sido en silla de ruedas a sus 87 años cerca de su departamento en el edificio Dakota, en Nueva York.