El diseño gráfico, un arma durante la Segunda Guerra Mundial

Miércoles 04 de Noviembre 09.27 GMT

 

El diseño gráfico es una forma de comunicación que combina colores, formas y tipografías, entre otros elementos, para crear un producto visual con un mensaje determinado y capaz de quedarse en el consciente colectivo de las personas.

Una guerra lo detiene todo, desde los servicios (agua, electricidad, combustible) hasta el suministro de víveres y las formas de comunicación de la población, por ello había que encontrar alguna forma de informar, y el diseño gráfico fue una herramienta eficaz durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Los gobiernos involucrados en el conflicto de este periodo utilizaron al diseño gráfico para hacer propaganda y emitir percepciones, información de ofensivas y defensivas de ataques, de educación, o para debilitar una cultura.

Es bien sabido que el gobierno alemán utilizó al diseño para promover a la cultura aria como supremacista y enaltecer al nazismo.

Estados Unidos e Inglaterra utilizaron diseños con los colores, frases y situaciones de su cultura que les dieron buenos resultados entre la población civil.

Cuando los hombres estadounidenses tuvieron que salir a pelear a Europa, las mujeres quedaron al cuidado de los hijos mientras ellos regresaban; sin embargo, en las fábricas faltaba mano obrera, que hasta ese momento era exclusivamente masculina.

Ante la necesidad, las mujeres ocuparon esos empleos en los sectores del textil, armamento y municiones, aunque con sueldos menores.

El cartel “We can do it” (Podemos hacerlo) fue una forma de representar esa nueva fuerza femenina que tomó el lugar de los hombres en la guerra, y ahora es un símbolo del movimiento feminista que cada a día se esparce por todo el mundo.

Los soldados norteamericanos morían en el frente, se necesitaba fuerza masculina para pelear contra las fuerzas del eje, por ello había que invitar a los civiles de una forma efectiva para despertar en ellos su obligación patriota y se enrolaran en el ejército.

James Montgomery Flagg creó para la Primera y Segunda Guerra Mundial los carteles “I want you” (Te necesito) con un “Tío Sam” como personaje de la cultura estadounidense, y “Jap you're next” (Japón, tú serás el siguiente), como un ultimátum a la nación nipona.

Finalmente, el gobierno británico creó en 1939 “Keep Calm and Carry on” (Mantén la calma y sigue adelante), un cartel para elevar la moral a los británicos ante una invasión de tropas enemigas.

Paradójicamente, el cartel no fue conocido en su momento, pero renació en la era digital y de los memes, con sus variaciones de acuerdo a los usuarios y su contexto actualmente.