Robert Doisneau: el ojo del París poético y surrealista

Martes 14 de Abril 07.56 GMT

 

El 14 de abril de 1912 nació Robert Doisneau, uno de los fotógrafos más notables de Francia, característico por su enfoque poético.

Reconocido por sus imágenes a menudo juguetonas y surrealistas, disfrutó encontrando divertidas yuxtaposiciones o rarezas de la naturaleza humana.

Estudió grabado y litografía en la École Estienne en París para aprender manualidades involucradas en el comercio de libros; sin embargo, a los 16 años comenzó a interesarse por la fotografía.

En 1929, Doisneau comenzó a fotografiar profesionalmente, trabajando para el fotógrafo publicitario André Vigneau, en cuyo estudio conoció a artistas y escritores.

Fue así como comenzó a fotografiar detalles de objetos y vendió su primera imagen al periódico Excelsior en 1932.

Con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Doisneau se hizo miembro de la Resistencia como soldado y fotógrafo, por lo que trabajó falsificando documentos y captando tanto la ocupación como la liberación de París.

A finales de la guerra, trabajó para la revista francesa Vogue, aunque también se unió a la agencia de fotografía Alliance.

 

El beso parisino

 

En 1950, Doisneau buscaba material para cumplir con un encargo de la revista estadounidense America's Life, interesada en los enamorados de París.

De ahí derivó la serie Besos y su obra más significativa, El beso, la cual muestra de forma misteriosa una pareja besándose frente al ayuntamiento de París.

La foto se convirtió en un icono reconocido en todo el mundo, lo que causó su éxito en Francia y Estados Unidos.  

Años más tarde, abandonó Vogue y publicó su primer libro de fotografías Los suburbios de París, dando paso a cientos de imágenes con un humanismo profundo.

Doisneau fue un hombre tímido y modesto, como su fotografía. Ganó el Premio Kodak en 1947. Fue galardonado con el Premio Niepce en 1956 y actuó como consultor de la Expo '67, Canadá.

Fue nombrado Caballero de la Orden de la Legión de Honor en 1984 y su obra se ha expuesto en varios museos internacionales.

Murió el 1 de abril de 1994 en Broussais, Francia.