Gino Severini, el dinámico del futurismo

Martes 07 de Abril 07.40 GMT

 

El 7 de abril de 1883 nació Gino Severini, pintor italiano y uno de los principales precursores del movimiento futurista.

Originario de Cortona, se trasladó a Roma en 1899 junto a su madre, donde comenzó su formación artística en una escuela de dibujo.

Por medio de Giacomo Balla, conoció la técnica divisionista de Georges Seurat que influyó parte de su vida y que continuó hasta su llegada a París en 1906.

Allí, Gino Severini conoció a Maurice Raynal, Pablo Picasso, Juan Gris, Georges Braque y Max Jacob, principales pintores cubistas.

Fue así como en 1910 firmó el Manifiesto futurista, por lo que tomó un nuevo camino en un intento de explorar pictóricamente el dinamismo y la velocidad.

De este modo Gino Severini creó un arte cada vez menos figurativo, en el que predominaba el interés por la investigación de los efectos de la luz entendida como energía.

Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, sus obras se volvieron paulatinamente más sólidas y volumétricas. Ciencia, arte, rigor constructivo y fantasía inventiva fueron sus sellos.

Durante los años siguientes realizó pintura sacra y murales, tanto en Italia como en Francia, entre los que destacan sus colaboraciones en las obras monumentales que Benito Mussolini mandó erigir durante la década de 1930.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial volvió a París con un nuevo estilo neocubista en el que predominó el presente y pasado, espacio y tiempo, así como luces y colores.

Gino Severini murió el 7 de marzo de 1966.