Dos hermanas que fueron grandes pintoras neoclásicas francesas

Martes 14 de Septiembre 14.28 GMT

 

En el caso de Marie-Victoire Lemoine y Marie-Denise Villers el talento parece venir de la familia, pues estas mujeres no solo fueron hermanas sino dos extraordinarias retratistas.

Resulta que Marie-Victoire (1754-1820) fue la hija mayor de Charles Lemoine y Marie-Anne Rousselle. Luego vinieron Marie-Denise y Marie-Élisabeth, quienes también se convirtieron en pintoras.

La primera se convirtió en una de las pocas mujeres en aquella época que pudo vivir de su trabajo artístico. Tal vez esto se debió a que nunca se casó, por lo que pudo experimentar una mayor libertad respecto a su trabajo.

Su trayectoria profesional inició a principios de la década de 1770 cuando se convirtió en estudiante de François-Guillaume Ménageot con quien vivió y trabajó en una casa adquirida por el comerciante de arte Jean-Baptiste-Pierre Lebrun. 

Dicho inmueble estaba junto al estudio de Élisabeth-Louise Vigée-Lebrun, la mejor y más conocida pintora de Francia de aquella época. 

 

A partir de 1779, Lemoine vivió en la casa de sus padres hasta que se mudó con su hermana Marie-Élisabeth, donde vivió incluso después de que esta muriera.

Lemoine se dio a conocer en toda Francia por pintar extraordinarios retratos, miniaturas y escenas de género. 

En cuanto a Marie-Denise Villers, su otra hermana, esta se convirtió en estudiante del pintor francés Louis  Girodet.

Su primera exposición se llevó a cabo en el Salón de París en 1799, donde también expuso al menos en 1801, 1802 y 1814. 

 

Aunque su nombre no era tan famoso como el de su hermana Marie-Victoire, su talento no resultaba menor.

Resulta que entre los cuadros más famosos de Villers está Joven mujer pintando (1801), el cual se exhibe en el Metropolitan Museum of Art (MET), y por años fue atribuido Jacques-Louis David aunque luego se constató que ella lo realizó y podría tratarse de un autorretrato.

Y así fue como dos mujeres artistas, que también son hermanas, dejaron su huella en el mundo del arte aunque aún falta mucho por saber de todo aquello que hicieron para que más mujeres pudieran dedicarse de tiempo completo al arte.