Phil Spector: el inventor del Muro de Sonido

Lunes 18 de Enero 09.03 GMT

 

Controvertido y fuera de serie, el productor Phil Spector volvió a los titulares de la prensa el 17 de enero de 2021 para despedirse simbólicamente de un mundo que lo vio en la cúspide de su carrera y en el ocaso de la misma, cuando grabó con The Beatles y cuando ingresó a prisión en 2009 por homicidio en segundo grado. Ahí, en complimiento de su condena, falleció a casusa del virus Covid-19 a la edad de 81 años.

Proveniente de una familia judía de clase media, Harvey Phillip Spekter, conocido universalmente como Phil Spector, nació el 26 de diciembre de 1939 en El Bronx, Nueva York, y revolucionó el mundo de la música al crear un sistema de condensación sonora único en su tipo: The Wall of Sound (El Muro de Sonido).

También llamado The Spector Sound, el muro es un mecanismo que surgió en los años sesenta al interior de los estudios Gold Star, en colaboración con el ingeniero de audio Larry Levine y el grupo de músicos denominado The Wrecking Crew.

La intención de este modelo de producción fue explotar todas las posibilidades del estudio de grabación para crear una estética orquestal inusualmente densa que se transmitiera con fidelidad a través de radios y tocadiscos.

“Estaba buscando un sonido tan fuerte que si el material no era el mejor, el sonido llevaría el registro. Fue un caso de aumento. Todo encajaba como un rompecabezas”, declaró Spector en torno a 1964.

El efecto se lograba al duplicar o triplicar los sonidos de grandes conjuntos de instrumento, incluidas las guitarras eléctricas y acústicas, para crear un sonido más completo; por ejemplo, a menudo se duplicaba una parte interpretada por un piano acústico por un piano eléctrico y un clavecín, de modo que al ser mezclados de manera correcta, los tres instrumentos eran indistinguibles para el espectador.

Entre otras características, Spector incorporó una variedad de instrumentos de orquesta no contemplados hasta entonces en la música pop: cuerdas, viento de madera, metales y percusión; asimismo resaltó la reverberación de una cámara de eco para brindar una textura adicional.

Al respecto, el biógrafo David Hinckley declaró que el Muro de Sonido era flexible, complejo y sutil, y que sus componentes incluían una sección rítmica derivada del R&B, eco generoso y coros prominentes que mezclaban percusión, cuerdas, saxofones y voces humanas.

Las características de este modelo de grabación repercutieron en grandes bandas, como The Beach Boys, quienes recurrieron constantemente al muro para la creación de pistas como “God only knows”, “Wouldn’t it be nice” y “Good vibrations”.

No obstante, también destaca este sistema en álbumes como Let it Be de The Beatles, All things must pass de George Harrison, Plastic Ono Band de John Lennon, Death of a ladie’s man de Leonard Cohen, End of the century de Ramones, entre otros.