Graham Greene, estrella trepidante de la literatura británica

Viernes 02 de Octubre 15.15 GMT

 

Novelista prominente, crítico literario, periodista y dramaturgo, Henry Graham Greene es uno de los autores con mayor impacto en la cinematografía de habla inglesa.

Su prosa fue tan notable e interesante que se convirtió en el escritor más popular de sus tiempos; sin embargo, nunca ganó el Premio Nobel de literatura.

Greene nació el 2 de octubre de 1904 en Berkhamsted, un pueblo al este de Inglaterra, tuvo dos hijos, tres matrimonios y un sinfín de experiencias alrededor del mundo.

Miembro de la Real Sociedad de Literatura, el escritor sobresalió por abordar la política, los problemas morales y la incertidumbre del hombre contemporáneo en sus historias.

Ha sido comparado con la maestría del autor Charles Dickens, pese a que las circunstancias de ambos fueron abismalmente diferentes.

Greene vivió cuadros de depresión a lo largo de su vida a causa del acoso que padeció a temprana edad, debido a dicha violencia, abandonó la escuela y se internó un semestre en la casa de un psicoanalista en Londres.

Posteriormente, ya en la adolescencia, regresó a los estudios y se graduó como historiador del Balliol College, donde compartió aulas con el también novelista Evelyn Waugh (Un puñado de polvo, Retorno a Brideshead).

Quien recordó sobre el autor de Babbling April (1925): “A Graham Greene le parecíamos fatuos y pueriles. Nunca participó en nuestras juergas universitarias”.

Mientras trabajaba como editor en The Times, publicó su primera novela, The Man Within, en 1929, con la que tuvo relativo éxito.

Posteriormente trabajó como crítico de cine y editor en The Spectator hasta 1940 y, a partir de entonces, se dedicó al periodismo independiente durante las siguientes tres décadas.

Graham Greene tomó relevancia a raíz de la publicación Stambul Train (1932), un relato en el que dio vida a varios personajes que se confrontaron entre sí durante un viaje en tren que iba del Canal de la Mancha a Estambul.

Dicha publicación dio a pie a una serie de entregas similares denominadas por el autor como “entretenimientos”. Le siguieron A gun for sale, The confidential agent, The ministry of fear y The third man.

Publicaciones que, en su mayoría, cuentan con adaptaciones cinematográficas. Al igual que la mayoría de sus obras más aclamadas, como Brighton Rock de 1938 y The Power of glory de 1940, adaptada como la película El Fugitivo en 1947.