Anaïs Nin y Ernest Hemingway, con los ojos puestos en París

Lunes 09 de Noviembre 16.42 GMT

 

En agosto de 1944, las fuerzas aliadas entraron a la capital de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, hecho que se conoce como “La liberación de París”. En la batalla participaron activamente españoles republicanos exiliados y anarquistas. Días después de la liberación, las tropas alemanas se rendían, lo cual marcaba el fin del conflicto bélico.

Francia era libre, por ello, dos autores escribieron al respecto: la escritora estadounidense Anaïs Nin y el Premio Nobel Ernest Hemingway.

Nin se caracterizó por ser una voz femenina en las letras en pleno siglo XX. A los once años comenzó a escribir un diario en el cual anotó detalles físicos y psicológicos durante toda su vida, la obra se llama El Diario de Anäis Nin (Volúmenes I-IV).

Por la liberación de París, en el volumen cuatro dijo: “¡Liberación de Francia! Alegría. Tanta alegría, tanta felicidad ante la esperanza de que la guerra termine. Felicidad al unísono con el mundo. Felicidad delirante...

En esos momentos estamos abrumados por una alegría colectiva. Tenemos ganas de gritar, manifestarnos en la calle. Una alegría que compartes con todo el mundo es casi demasiado grande para un ser humano. Uno está aturdido ante la catástrofe, uno está aturdido por la felicidad, por la paz, por el conocimiento de millones de personas libres de dolor y muerte.”

Por su parte, el periodista y corresponsal de guerra, Ernest Hemingway había estado en Francia previo a la Segunda Guerra Mundial. Su afición a la bebida era conocida. Su lugar favorito para hacerlo era el bar del Hotel Ritz, en París, el cual fue tomado por las tropas nazis durante la invasión.

Se dice que el escritor se hizo de un pequeño ejército para liberar el bar cuando llegaron las tropas aliadas, pero, al parecer, es una leyenda.

En 1956, Hemingway escribió Una habitación en el jardín, un relato de la liberación de París vista desde una habitación del Hotel Ritz durante la liberación del 44.

El texto está escrito en primera persona por un escritor llamado “Robert”, al quien le llaman “Papa”, seudónimo con el cual se conocía a Hemingway, y donde describe a soldados cansados de estar en guerra, pero que guardan una esperanza en el futuro.

El cuento no fue dado a conocer hasta 2018.

En agosto de 2020 se cumplieron 76 años de la liberación, finalmente.