‘We are little zombies’, la opera prima del sensacional Makoto Nagahisa

Viernes 15 de Enero 14.03 GMT

 

Makoto Nagahisa tiene el cabello largo y negro, el cual trenza cuando encuentra una ocasión especial. Nació el 2 de agosto de 1984 en Tokio y en 2017 se convirtió en el primer cineasta japonés en ganar el Gran Premio del Jurado en la categoría de cortometraje por And So We Put Goldfish in the Pool en el Sundance Film Festival.  

Con influencia de los directores Juzo Itami, Nagisa Oshima, Gil Evans y Boris VIan, Nagahisa comenzó a dirigir películas y videos musicales mientras trabajaba como planificador comercial en una agencia de publicidad, recientemente se estrenó en el mundo del largometraje con We are little zombies (2019).

La cinta es una historia electrónica que explora la nostalgia y la realidad a través de una narrativa estética controversial, planeada meticulosamente, en la que cuatro adolescentes de trece años deciden formar una banda con instrumentos artesanales ante el panorama gris de su futuro.

 

Con We are little zombies, el artista busca mostrar que la música es la esperanza de la decadencia emocional y el vacío.

“Quería crear una historia que diese esperanza a los adolescentes. La idea surgió en un momento en el que no hacía más que toparme con noticias en la prensa que hablaban sobre adolescentes que cometían suicidio. Sentí que tenía que hacer algo por ellos”, declaró Makoto sobre la película.

En colaboración con el dúo japonés Love Spread para el soundtrack de We are little zombies, el director afirmó que complementó la temática a partir de sus experiencias de niño y adolescente.

En sus ratos libres, Nagahisa es compositor de Chiptune –composiciones musicales donde todos los sonidos son sintetizados en tiempo real por el chip de sonido de una videoconsola–, y es apasionado de la fotografía.