Shohei Imamura, la visión de un libre pensador

Jueves 17 de Septiembre 12.27 GMT

 

Shohei Imamura (1926-2006) es considerado uno de los mayores exponentes del cine japonés, junto a Akira Kurosawa, por su visión particular e irreverente de exponer lo más crudo de la sociedad.

Crítico del consumismo y la adoración nipona por la cultura americana, fue galardonado con dos Palmas de Oro en el Festival de Cannes por La balada de Narayama (1983) y La Anguila (1997).

De su obra destaca su fascinación por otorgar a los roles femeninos un carácter superior y mucho más fuerte al que solían interpretar en las historias cinematográficas de mediados del siglo XX.

También se caracterizó por develar los elementos intrínsecos de la conducta humana y por hacer un minucioso estudio, casi antropológico, de la sociedad japonesa de la posguerra.

De las cintas que realizó destacan, Pigs and Battleships, The insect woman, The Pornographers y The profound desire of the gods.

 

Shoei Imamura, miembro de la 'Nueva Ola Japonesa'

Aficionado al conocimiento y el aprendizaje continuo, Shohei Imamuro tuvo influencia del cine francés y de los directores Yasujiro Ozu y Yuko Kawashima, con quienes trabajó en los inicios de su carrera.

En 1958 debutó con la película Stolen Desire y es considerado un icono de la Nueva Ola Japonesa (1950-1970) junto a Nagasi OshimaHiroshi Teshigara y Seijun Suzuki.

Acerca de su visión creativa, Imamuro advertió: “Estoy interesado en la relación entre la parte baja del cuerpo humano y la parte alta de la estructura social”.

El documental Shohei Imamura, un libre pensador retrata con fidelidad el compromiso social del cineasta en la realización y ejecución de sus películas.

Al permitir a Imamura narrar en primera persona las experiencias y opiniones de su trayectoria dentro y fuera del plató.