Cinco películas imprescindibles del maestro del neo-noir, Jim Jarmusch

Viernes 22 de Enero 11.34 GMT

 

Originario de Akron, Estados Unidos, Jim Jarmusch (1953) se introdujo al mundo del séptimo arte desde muy pequeño gracias a que su mamá, crítica de cine, lo llevaba a las funciones matinales de las salas locales desde que tenía siete años.

En esas visitas, el músico y cineasta encontró influencia en películas como Attack of the Crab Monsters (1957) de Roger Corman o Creature from the Black Lagoon (1954) de Jack Arnold, así como en el show de televisión, Ghoulardi, una serie de clase B con toques surrealistas que transmitía películas de terror.

Jim creció, se hizo ávido lector, consumidor de contracultura y visitante recurrente de locales underground y bares, hasta que entró a la Medill School of Journalism a estudiar periodismo.

Poco entusiasmado por esos cursos, Jim ingresó a la Universidad de Columbia para ser poeta y poco después ya escribía para el diario universitario The Columbia Review.

En París, durante un intercambio de verano, trabajó como repartidor para una galería de arte y asistió continuamente a la Cinémathèque française, en donde conoció la obra grandes cineastas, entre ellos Shohei Imamura, Yasujiro Ozu, Kenji Mizoguchi, Henri Cartier-Bresson, Carl Theodor Dreyer, y Samuel Fuller.

Instalado en la Graduate Film School de la Universidad de Nueva York, Jarmusch se acercó a Sara Driver, Tom DiCillo y Spike Lee; y hacia finales de la década de 1970 el cineasta y compañía formaban parte de la escena cultural alternativa de la ciudad.

Con su proyecto final para la universidad, Permanent Vacation, nació oficialmente su carrera, aunque su primera película con verdadero impacto fue Stranger than Paradise, premiada con la Camera d’Or en el Festival de Cannes en 1984.

 

A esa cinta le siguieron Down by Law (1986), Mistery Train (1989), Night on Earth (1991), Dead Man (1995) y Year of the Horse (1997), con la que se erigió como un autor de obras maestras.

Impulsado por este éxito y alabado por un amplio círculo de seguidores estadounidenses e internacionales, radicados principalmente en Europa y Japón, Jarmusch realizó Ghost Dog: The Way of Samurai, filmada en Jersey City y protagonizada por Forest Whitaker.

Del año 2000 a la fecha, el genio del road movie y el neo-noir ha realizado una sustanciosa producción que lo mantiene en la lista de los grandes directores; de ellas seleccionamos cinco obras para observar a detalle la mirada contemporánea del director, luego de su crisis creativa derivada de los atentados del 11 de septiembre.

Coffee and Cigarettes

Estrenada en 2004, esta cinta filmada en blanco y negro es una colección de once cortometrajes que parten de tomar café y fumar cigarrillos como argumento en común, y cuenta con las actuaciones de Roberto Benigni, Steve Biscemi, Alfred Molina, Bill Murray, Jack White, Tom Waits, Iggy Pop, entre otros.

 

Broken Flowers

Protagonizada por Bill Murray, Frances Conroy, Jessica Lange, Sharon Stone, Tilda Swinton, Jeffrey Wright y July Delpy, la película de 2005 ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes de 2005, el Premio de la audiencia a la mejor película en el Festival de Cine de Cambridge de 2005, y el León checo a Mejor película extranjera en 2006.

La historia narra el viaje de un hombre soltero a su pasado, quien impulsado por una misteriosa carta, sale en busca de descubrir el paradero de cuatro de sus antiguos amores y la posible existencia de un hijo de diecinueve años.

 

The Limits of Control

Ambientada en Madrid, Sevilla y Almería, la película cuenta las anécdotas de un delincuente solitario, interpretado por Isaach De Bankolé, quien se relaciona con distintas personas en España a través de cajitas de cerillos que contienen papelitos con números y letras, mientras intercambia breves diálogos combinados con fragmentos poéticos y de filosofía.

 

Only Lovers Left Alive

La cinta de fantasía brtánico-alemana estrenada en 2013 aborda la vida de una pareja de vampiros, y está protagonizada por Tom Hiddleston, Tilda Swinton, Mia Wasikowska, John Hurt, Anton Yelchin y Jeff Wright.

La historia sigue de cerca los momentos entre los vampiros intelectuales, amantes de la música, la ciencia ficción y la literatura que han evolucionado a un nivel en el cual no matan para alimentarse, pero conserva su salvajismo innato.

 

The death don’t die

Con The death don’t die (2019), Jarmusch se sumerge a la comedia de terror con una historia de zombis interpretados por un elenco sin igual que conviven en un pequeño condado invadido por muertos vivientes: Bill Murray, Adam Driver, Tilda Swinton, Chloë Sevigny, Steve Buscerni, Austin Butler, Danny Glover, Caleb Landry Jones, Rosie Perez, Iggy Pop, Sara Driver, RZA, Carol Kane, Selena Gomez y Tom Waits.