Alejandro Jodorowsky en cinco actos

Miércoles 17 de Febrero 10.25 GMT

 

De origen chileno, Alejandro Jodorowsky Prullansky nació el 17 de febrero de 1929 en el seno de una familia de comerciantes judío-ucranianos y fue hermano de la poetisa y escritora Raquel Jodorowsky (1925-2018), también conocida como La mariposa tallada en fierro.

Desde temprana edad, Alejandro incursionó en infinidad de disciplinas artísticas influido por el cine y la literatura. En ese entonces destacó, además, su predilección por la poesía, las marionetas, la filosofía, la psicología, y la pantomima.

Colaborador cercano y aprendiz de artistas como Nicanor Parra, Marcel Marceau, Étienne Decroux, y Gaston Bachelard, debutó en el cine con el cortometraje La Cravete en 1957. De esta vertiente artística, su mayor legado es el discurso de vanguardia que desarrolló en el séptimo arte, que incluyen diez filmes realizados durante 60 años.

De ellas, retomamos los cinco filmes más sobresalientes, además de enlistar las sorprendentes Tusk (1980), El ladrón de arcoíris (1990), Poesía sin fin (2016), y la cinta experimental Psicomagia de 2019.

El Topo

Escrita, dirigida y protagonizada por Alejandro Jodorowsky, esta cinta de 1970 está catalogada como un acid western mexicano, y sigue a un personaje montado en su caballo, quien, junto a su pequeño hijo desnudo, reparte justicia en su camino por alcanzar la iluminación y el sentido de la vida.

 

La montaña sagrada

Rodada en México en 1973, La montaña sagrada es considerada la obra maestra del director y una de las mejores producciones de la época, así como un documento ejemplar del cine esotérico.

Por su particular desarrollo narrativo y visual, esta película entra en distintos géneros, entre ellos el surrealismo, la aventura, la ciencia ficción, el terror y la comedia.

 

Fando y Lis

Una de las cintas más controvertidas del director, Fando y Lis –grabada en blanco y negro durante julio y septiembre de 1967– es una adaptación de la obra de teatro homónima de Fernando Arrabal escrita en 1955.

En esta cinta, Jodorowsky trasladó los principios del Movimiento Pánico, el cual establece incluir en cualquier forma de arte tres elementos básicos: euforia, humor y terror.

 

La danza de la realidad

Estrenada en 2013 en el Festival de Cannes, esta película es una película autobiográfica que comparte escenario narrativo entre Francia y Chile, y se basa en el libro del autor titulado La danza de la realidad: Psicomagia y psicochamanismo. La segunda parte de la cinta es Poesía sin fin.

 

Santa Sangre

Santa Sangre, de 1989, es un testimonio visual del universo del psicoanálisis y cuenta con un sinnúmero de referencias a la magia, la psicología, la filosofía y el misticismo. Tal es su carga de información que ha representado un documento de análisis en sí mismo.