Albert Camus: El absurdo y existencialista ateo
19078
post-template-default,single,single-post,postid-19078,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Albert Camus: El absurdo y existencialista ateo

Albert Camus fue filósofo, novelista, ensayista, dramaturgo y periodista francés que marcó de forma importante a la literatura.

Nació en Argelia el 7 de noviembre de 1913, y su infancia transcurrió en uno de los barrios más pobres de Argel.

No tuvo un acercamiento directo ni con libros ni con revistas.

Pero gracias a una beca comenzó con sus estudios, destacando por ser un dedicado alumno.

Fue así como de niño se interesó por los deportes y ya entrada la juventud, una de sus actividades favoritas fue el teatro.

La literatura entró a su vida para quedarse ya que pronto comenzaría a escribir irremediablemente.

Estudió filosofía y letras en la Universidad de Argel, la cual dejó inconclusa debido a que padeció tuberculosis.

Este hecho lo acercó al periodismo en el que colaboró como corresponsal.

Disfrutaba de viajar por Europa lo cual enriqueció su pensamiento y obra.

Falleció en un accidente automovilístico el 4 de enero de 1960 y pasó a la historia como uno de los mejores escritores del siglo XX.

 

Padre del existencialismo

 

A Camus se le asocia con el absurdismo y existencialismo, sin embargo, él nunca se definió como tal.

Su obra y genialidad sacudieron a Francia y al mundo.

Consideraba que el arte moldeaba al mundo y era el vehículo del pensamiento.

En 1957 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Rechazaba al marxismo, cristianismo y existencialismo, en general todo tipo de dogma.

Mientras que defendió principios como la libertad o la justicia.

Sus escritos eran una continúa reflexión sobre la condición humana en un mundo irracional e indiferente.

Entre sus obras más destacadas se cuentan: El revés y el derecho, El hombre rebelde, El extranjero, La peste y El mito de Sísifo.

 

También te puede interesar:

Valeria Luiselli: una voz indispensable en la literatura mexicana

La Inglaterra que marcó las obras de Charles Dickens

 Juan José Arreola: Un apasionado de las letras, el teatro y las artes

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment