Lucha y resistencia: La descabellada historia del afro

Martes 09 de Julio 18.04 GMT


Lucha y resistencia: La descabellada historia del afro


Orgullo negro

  Como se sabe, una gran cantidad de población africana trabajó en Estados Unidos durante la época esclavista, en el siglo XIX. El contraste de culturas y su minoría forzó a esta comunidad a esconder su naturaleza. Por medio de distintas técnicas buscaban alaciar sus rizos con moños o raparse. Pero la aparición del movimiento político Black Pride (Orgullo negro) terminaría con esta represión. Su aparición en los 60's trajo la filosofía de nacionalismo negro, los derechos civiles y la apreciación de la belleza africana. Black is Beautiful fue otro de los movimientos que resaltó el color de piel, los rasgos faciales y la textura del cabello. Así, la población afroamericana abandonó los tratamientos capilares y el aclaramiento de piel para abrazar su identidad.

El afro en su esplendor

  Orgullosos de sus raíces africanas, mantuvieron el afro con popularidad como una expresión política. Este peinado, también marcó la identidad del Black Power y el Black Panther Party entre 1966 y 1970. Sin embargo, experimenta su mayor popularidad en los 70, con la aceptación de la raza blanca y su uniformidad para ambos géneros. La activista política Angela Davis, el músico Jimi Hendrix y The Jackson 5 fueron algunos de los primeros famosos en utilizar el afro. A ellos se sumaron músicos de R&B, soul, jazz, como Sly Stone, Billy Preston, Betty Davis, Aretha Franklin, Sonny Rollins, Miles Davis, y un largo etcétera. El movimiento de la hermandad negra también influyó en las comunidades afrodescendientes de América Latina y el Caribe. ¿Quién no recuerda los afros de Celia Cruz, Cheo Feliciano y hasta el hoy pelón Oscar D'León? Aunque su fama disminuyó en los 80, su legado permanece con personalidades como Lenny Kravitz, Cindy Blackman, y Lauryn Hill.