La música soul como instrumento de protesta y expresión libertaria

Jueves 25 de Abril 16.47 GMT


La música soul como instrumento de protesta y expresión libertaria


La música soul fue la semilla para la música de baile en todo el mundo y por lo general, habla sobre hacer comunidad.

Muchos artistas del soul pasaron a la historia tras el boom de los años 50 y 60. Este género tuvo sus orígenes en Estados Unidos y su influencia ha repercutido en el rock y el pop.

En las iglesias evangélicas de Georgia, Philadelphia o Mississippi estaban los verdaderos genios: Sam Cooke, Ben E. King o Ray Charles.

Aunque es difícil determinar dónde comienza realmente la música soul, algo es seguro. Fungió como la forma artística en la que los estratos marginados de la sociedad estadounidense se expresa. Así como hicieron los latinoamericanos al crear la salsa en el Bronx cuando el rock invadía la nación norteamericana.

Sus orígenes se encuentran en las melodías de rythm and blues cantadas por las comunidades afroamericanas y los sonidos religiosos del gospel. La fusión de ambos dio paso a una amplia variedad musical, que pronto fue una de la base para varios movimientos importantes en el ámbito, como el rock n’ roll.

Han sido muchos los exponentes que la música soul nos ha dejado.

Género fuerte y melancólico

 

El soul se distingue por una técnica vocal profunda y elaborada. ; no en vano, los mejores cantantes del género se han caracterizado por tener voces suaves y llenas de matices. También cuenta con un esquema que sigue el circuito llamada respuesta, entre el intérprete de una canción y el coro que lo acompaña.

Marcar el ritmo con las palmas de las manos y utilizar movimientos corporales para acompañar cada composición, es algo muy común. Muchos la han definido como la música que llena de alegría y energía a sus simpatizantes. Que revive el alma.

Por si fuera poco, los metales tiene gran protagonismo. Trompetas, trombones y saxofones, son una de las piezas más fundamentales del género. Dotan a la música soul de fuerza, energía y cuando lo requiere, sentimientos de tristeza y melancolía.

Alivio en la desolación e injusticia

 

A finales de la década de los 50, el paradigma general mundial era de desolación, ruinas e inmundicia. Eran los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos, pese a festejar su victoria y el fin del conflicto, se hallaba dañado tras su participación y enfrentando conflictos internos. La mayoría de ellos se trataban de disputas raciales entre blancos y negros.

Además, la comunidad afroamericana comenzaba a exigir derechos ante la represión de los blancos, cuyo rechazo se concentraba especialmente en el sur. Este escenario lleno de intolerancia y cambios importantes, fue el que vería nacer la música soul. Sería de la mano de Ray Charles y James Brown.

Después, para la década de los 70, el soul se había consolidado. Era un género que contaba con gran aceptación que derivaba aspectos como el funk, que sirvió para consolidar la música disco.

Franklin, Brown y Charles

 

Aretha Franklin fue una cantante afroamericana, que poseía una gran voz y sentimiento a la hora de efectuar sus interpretaciones. Son muchas las canciones que componen su repertorio y una de las más famosas, es Respect, de la que se han hecho numerosos covers. Estaba dirigida no sólo del respeto que pedían las mujeres, sino también del que exigía las personas afrodescendientes.

Cómo olvidar a James Brown y sus electrizantes pasos así como su enérgica voz. Brown es conocido como El Padino del Soul. Brown abrió paso a todos los artistas afroamericanos en los programas de tv blancos y en los principales escenarios.

La Revista Rolling Stone lo posicionó en el puesto séptimo de su listado de Los 100 Grandes Artistas de todos los tiempos.

Gafas oscuras, sonrisa y manos al piano, hablamos de Ray Charles. Este músico fue cantante, saxofonista y pianista de soul y R&B.

A pesar de ser ciego desde los 7 años se destacaba por una habilidad natural y un gran talento para distinguir y componer melodías. Tal como lo hace Stevie Wonder. Y es canciones Hit the road Jack, son un clásico del género y de nuestras vidas.

La música soul hablaba de crear comunidad, de ayudarnos entre personas y de una lucha inalcanzable por los derechos civiles y la justicia social.