Cómo afecta el color en nuestras emociones durante el confinamiento

Miércoles 04 de Noviembre 16.13 GMT

 

La necesidad de mantenernos en casa por tiempo prolongado debido al Coronavirus reveló algunos hábitos y particularidades de la vida cotidiana que antes solían pasar desapercibido.

Uno de ello es el entorno en el que nos desenvolvemos y lo que conforma nuestro hogar; así como lo que reflejamos de nuestra personalidad y condiciones de vida a partir de los elementos que adquirimos.

Otro tema que ha llamado la atención es la vulnerabilidad de la salud mental que se ha derivado del confinamiento.

Con lo que se ha visto un incremento en los niveles de ansiedad y estrés en la población de todo el mundo.

Esta reflexión llegó a Maris Mann-Stand, ingeniera ambiental en el oeste de Massachusetts, quien, como gran parte de los trabajadores, comenzó a usar el comedor de su casa como oficina.

Y lo que ella observó fue cómo el color de la pintura de las paredes que la rodeaban comenzó a ser un factor determinante para su estado de ánimo y productividad.

De esta forma, notó que el tono salmón que habitaba en sus paredes se oscurecía de forma deprimente al atardecer, y no estaba acostumbrada a encender las luces cuando se envolvía en su jornada laboral.

Esta observación animó a la ingeniera y a su esposo a repintar el espacio, el resultado fue una renovación total donde prevaleció el color azul.

El cual, de acuerdo a la psicología del color, está relacionado con la tranquilidad, la intelectualidad y la tolerancia.

De acuerdo a la revista ARTnews, “cualquier interior se vuelve monótono cuando se habita 24 horas al día, siete días a la semana”.

Es por ello que el solo hecho de hacer transformar el color de un espacio impacta de manera contundente en la atmósfera de quienes lo habitan.

Asimismo informó que, al igual que los fabricantes de equipos para hacer ejercicio, y las marcas de ropa deportiva, la industria de la pintura para el hogar ha tenido un auge durante la pandemia.

Un ejemplo de esto es la marca de pinturas de lujo Farrow&Ball, quienes reportaron que sus ingresos aumentaron 20% y triplicaron sus ventas en línea a partir de la cuarentena.