Mario Molina, un apasionado de la ecología y el medio ambiente

Jueves 08 de Octubre 10.34 GMT

 

Desde niño, el científico Mario Molina fue un apasionado de la ciencia. Se adueñó del baño en la casa de sus papás para improvisar un laboratorio donde pasaba horas observando a través de un microscopio.

Molina estudio ingeniería química en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hizo posgrado en Alemania y doctorado en California, Estados Unidos.

Desde la década de los 70, junto a Frank Sherwood Rowland realizó estudios sobre medio ambiente donde se detectó que la capa de ozono del planeta se estaba adelgazando a consecuencia de la emisión de gases industriales, conocidos como clorofluocarburos (CFC).

Gracias al trabajo del químico Mario Molina, se pudo advertir que los residuos industriales estaban adelgazando la capa de ozono que protege el planeta

¿Qué es la capa de ozono? Es el manto de gas que rodea la Tierra y la protege de la radiación ultravioleta emitida por los rayos del sol, y lo cual puede producir cáncer en la piel.

Fue profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) entre 1989 y 2004, e investigador en la máxima casa de estudios de México de 1967 y 1968, así como en la Universidad de California, Irvine, y en el Instituto Tecnológico de California (CALTECH).

Por su trabajo de investigación de muchos años, en 1995 fue galardonado con el Premio Nobel de Química.

Mario Molina fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1995

El Doctor Mario Molina participó en el consejo de ciencia del presidente estadounidense Bill Clinton, y después, con Barack Obama, en su Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología (PCAST).

A penas, en abril de 2019, Molina fue invitado por las autoridades de la Ciudad de México para encabezar a un grupo de investigadores para renovar las políticas públicas de la capital y combatir los niveles de contaminación del medio ambiente.

Durante la presentación, el químico dictó una conferencia magistral sobre la calidad del aire y el cambio climático en la CDMX, y advirtió un incremento en el parque vehicular, concentración de contaminantes y repunte de presencia de partículas suspendidas.

El Doctor Mario Molina advirtió recientemente de un repunte en particular suspendidas en el aire que respiramos

Mario Molina falleció el 7 de octubre de 2020. La UNAM lamentó su partida por haber sido un universitario ejemplar y comprometido con la ecología y bienestar del mundo.