Todd Robinson y sus divertidas esculturas para trastocar los sentidos

Viernes 04 de Diciembre 16.36 GMT

 

Todd Robinson trabaja principalmente con la escultura como vía de expresión, mediante “la creación y manipulación de objetos y materiales físicos en formas táctiles que poseen una materialidad ambigua o ficticia”, como él mismo lo describe.

Sus esculturas se caracterizan por el desplazamiento recíproco de un material y su comportamiento asociado con otro material u objeto.

Las corrientes artísticas que definen su obra son el “post-mínimo” y el “post-conceptual”, al abordar el encuentro afectivo y encarnado con el arte.

De este modo, al simular y disimular formas y materiales, desarrolla objetos ambiguos y atractivos que buscan atraer directamente los sentidos de los espectadores.

Entre los reconocimientos que el artista ha recibido se encuentra el Premio de Escultura Pequeña de Woollahara en 2016.

Por su parte, ha expuesto de manera individual y colectiva en países como Australia, Europa y Estados Unidos.

Algunos de sus encargos públicos más destacables se encuentran en China y Australia. Asimismo, su trabajo permanece en las colecciones públicas de Ipswich Art Gallery de Queensland, en la Galería Nacional de Victoria en Artbank; y el Consejo de Woollahra.

Su proyecto más reciente, desarrollado en 2020, se titula The Happening Of Everything That Happens in Time y expone a una de sus particulares esculturas de globos desinflados sobre una luminaria en medio de un parque.