Las surrealistas y mágicas fotografías de Rodney Smith

Miércoles 21 de Abril 06.00 GMT

 

Las personas en las fotografías de Rodney Smith llevan paraguas y usan sombreros. Sus imágenes, por sencillas que parezcan, están llenas de magia y surrealismo.

A Smith le gustaba jugar con el tiempo y el espacio en sus imágenes y, sobre todo, divertirse, lo que se reflejaba en cada una de sus imágenes ya que les daba un toque sumamente especial, uno hermoso y romántico.

Rodney Smith nunca tomó una vista previa de sus tomas con una cámara Polaroid y tampoco le daba muchas vueltas a las ideas creativas que solía tener pues simplemente las ejecutaba, sin darles mucho rodeo.

 

Era uno de esos fotógrafos a los que les gustaba usar luz natural y jamás le pedía a sus modelos que sonrieran para la foto.

Las fotografías de Rodney Smith son alegres y dan vistazos a los placeres burgueses, siempre con una sofisticada perspectiva.

Rodney Smith nació el 24 de diciembre de 1947 en Manhattan, Nueva York y murió en la misma ciudad un 5 de diciembre de 2016.

 

Su padre, Sanford, fue un famoso fabricante de ropa, uno de los cuatro socios de Anne Klein. En tanto su madre, Mario, fue una dedicada ama de casa.

Estudió en la University of Virginia y luego hizo una maestría en teología en Yale.

En 1968, mientras aún estaba en la universidad, Smith descubrió que quería dedicarse al arte cuando realizaba una visita a la colección permanente de fotografía del Museum of Modern Art.

 

La fotografía para Rodney Smith significó mucho más que una simple vocación, ya que fue su forma de rebelarse y liberarse de su padre, quien nunca aprobó lo que hacía.

Al principio de su carrera se centró en los paisajes y la gente de Israel, luego se centró en las fotografías corporativas y finalmente llego al mundo de la moda, donde mostró un peculiar ingenio y surrealismo.

Muchos comparan su trabajo con el de René Magritte, pero Rodney Smith tenía su propio estilo, uno que evocaba al famoso artista belga, pero en el que la composición y la creatividad jugaban un rol de suma importancia.