La sencillez artística de Keith Haring

Lunes 04 de Mayo 09.16 GMT

 

El 4 de mayo de 1958 nació Keith Haring, artista y activista estadounidense perteneciente a la generación pop y la cultura callejera del Nueva York de los años 80.

Desde pequeño, se interesó por el dibujo inspirado en su padre y la cultura popular como el Dr. Seuss y Walt Disney.

Estudió arte en la Ivy School of Professional Art en Pittsburgh, aunque posteriormente se mudó a Nueva York para ingresar a la Escuela de Artes Visuales.

 En Nueva York, Keith Haring encontró una próspera comunidad artística alternativa que se estaba desarrollando fuera de las galerías y museos, con lo que entabló gran amistad con Kenny Scharf y Jean-Michel Basquiat.

De igual modo se mantuvo cerca de músicos, artistas de performance y grafiti que formaban parte de la floreciente comunidad artística.

Fue así como Keith Haring comenzó a organizar y participar en exposiciones y actuaciones en el Club 57 y otros lugares alternativos.

Jean Dubuffet, Pierre Alechinsky, William Burroughs, Brion Gysin y Robert Henri, fueron algunas de las marcadas influencias de Haring y que lo llevaron a crear un singular tipo de expresión gráfica basada en la primacía de la línea.

Haring, experimentó con video, instalación y collage, manteniendo siempre un fuerte compromiso con el dibujo, por lo que en 1980, encontró un medio efectivo que le permitió comunicarse con la audiencia más amplia que deseaba.

Entre 1980 y 1985 produjo cientos de dibujos de líneas rítmicas rápidas en vagones de metro, haciendo familiar para los viajeros de Nueva York el flujo continuo de imágenes.

El reconocimiento internacional hizo que Hearing participara en numerosas exposiciones grupales e individuales, además de que creó murales en todo el mundo.

A lo largo de su carrera, dedicó gran parte de su tiempo a obras públicas, que a menudo transmitían mensajes sociales.

Produjo más de 50 obras de arte públicas entre 1982 y 1989, muchas de las cuales fueron creadas para organizaciones benéficas, hospitales, guarderías infantiles y orfanatos.

Durante este lapso, fue diagnosticado con SIDA, por lo que estableció la Fundación Keith Haring, la cual empleó para hablar sobre su propia enfermedad y generar activismo y conciencia.

Con conceptos universales como nacimiento, muerte, amor, sexo y guerra, Haring pudo atraer a una amplia audiencia con sus imágenes reconocidas universalmente.

Keith Haring murió de complicaciones relacionadas con el SIDA a la edad de 31 años el 16 de febrero de 1990.