Yoshimoto Nara y Makoto Aida: dos artistas que reflejan parte de la cultura actual japonesa

Lunes 04 de Enero 15.14 GMT

 

Japón es un referente cultural a nivel mundial en todos los aspectos: el arte, la arquitectura, la gastronomía, la música, sus tradiciones, la tecnología, etc.; es así que observar el reflejo de los tiempos actuales en el arte de sus creadores es indispensable para nutrir el panorama global de la historia.

Un repaso por la contrastante obra de Yoshimoto Nara (1959) y Makoto Aida (1965) es un acercamiento ejemplar a la evolución del arte japonés desde La gran ola de Kanagawa de Katsushika Hokusai.

Yoshimoto Nara

El artista originario de Hirosaki es egresado de la Universidad de Aichi, y destacó a partir del movimiento art pop de la década de 1990.

Sus obras se distinguen por estar pintadas con líneas simples en negrita, colores primarios y con fondos vacíos, en donde los protagonistas son niños pequeños y animales, que se mezclan con texto, cuchillos, plantas y cajas de cartón, entre otros elementos recurrentes.

Influido por la cultura popular oriental y occidental, como el anime, los dibujos animados de Walt Disney y el punk rock, Nara explora por igual los terrenos de la plástica mediante el grabado, la escultura, la pintura, la cerámica y la instalación.

De acuerdo al sitio especializado Artsy: “Como uno de los padres y figuras centrales del movimiento neo-pop japonés, la obra de Nara expresa la lucha por encontrar una identidad fracturada por la guerra, la rápida modernización y una cultura visual omnipresente”.

A su vez, ha afirmado que durante mucho tiempo ha creado: “desde un punto de vista espiritual. Está lleno de consideraciones religiosas y filosóficas".

Radicado en Tokio, el arte de Yohimoto Nara se encuentra en las colecciones del Art Institute of Chicago, el National Museum of Art de Osaka y la Rubell Family Collection de Miami.

 

Makoto Aida

Nacido el 4 de octubre de 1965 en la Prefectura de Niigata, Makoto Aida es un artista japonés que se distingue por crear obras provocativas de manga, pintura, video, fotografía, escultura e instalación.

Junto a Yoshitomo Nara y Takashi Murakami es uno de los grandes exponentes del arte contemporáneo en Japón.

“En los países desarrollados modernos, debido a la cantidad de sexo que nos rodea, la gente se ha convertido en algo así como monos en un zoológico, masturbándose de forma intermitente. Lo que sea que haya en mis pinturas es, en cierto modo, completamente natural, porque la gente ha hecho esas cosas”, declaró Aida sobre su pintura controversial.

Los lienzos del artista han incorporado temas de la cultura japonesa, como el harakiri –suicidio ritual–, bombarderos kamikaze de la Segunda Guerra Mundial y el manga.

En la actualidad vive en Kanagawa junto a su esposa, la artisya Hiroko Okada, y su trabajo se encuentra en las colecciones del Museo de Arte Contemporáneo de Tokio, el Museo de Arte Contemporáneo de la Ciudad de Hiroshima y el Museo Nacional de Arte de Osaka, entre otras.