Todos las formas de Marina Apollonio

Viernes 16 de Abril 12.21 GMT

 

Marina Apollonio, nacida en Trieste el 12 de noviembre de 1940, se mudó a sus cortos ocho años a lado de su familia a Vencia, donde formaría parte de la Accademia di Belle Arti de Venecia, donde se juntó con Giuseppe Santomaso, quien la motivó a explorar con colores y relieves que a la postre serían parte de su obra que la coloca como estandarte del movimiento cinético.

En 1960 añadió a su investigación la exploración con soluciones arquitectónicas para interiores y los modos de comunicación visual, que para 1963, le ayudaron a formar su primera obra, Relieves metálicos con secuencia de colores alternativos. Dos años más tarde, Marina Apollonio participó en una muestra colectiva en la galería Suvremene Umjetnosti de Zagreb con otros miembros de Nova Tendencija 3, un movimiento internacional al que se había unido anteriormente para compartir su visión con otros artistas ópticos.

 

Dinamiche Circolate Spirale 2 Giri, 1968. Fuente: Marion Gallery

 

A estos encuentros y sociedades con artistas que le apoyarían su éxito, a Marina Apollonio le siguieron numerosas exposiciones individuales en espacios exclusivos como la Galleria Il Cenobio de Padua (1967), la Galleria Sincron de Bergamo (1968), la Galerie Historial de Venecia (1970), y el Galleria Method de Vigevano, en 1975, lo que terminaría siendo su entrada definitiva a las formas y estructuras elementales, concepto que fusionaría con los experimentos visuales ilusionistas de Gibson, Purdy y Lawrence. De esta forma, y sumando los trabajos de Apollonio con sus colegas de la disciplina cinética, la superficie plana prácticamente había desaparecido.

 

Portafolio con Ennio Chiggio Edoardo Landi, Narciso Debourg y Victor Lucena, 1968. Fuente: Marion Gallery
 

El proceso de Marina Apollonio

 

Con rigor y sobre la base de un sistema matemático, Marina primero elige una forma promaria y estudia sus posibilidades estructurales, después, a través de medios mínimos, aplica relieves metálicos y sus secuenciass de colores alternos, creando un ambiente dinámico que atrae físicamente al espectador, invocando respuestas.

 

Sin Título 1, 2018. Fuente: Marion Gallery
 

El trabajo de Marina Apollonio, quien hasta el día de hoy se realza como un nombre que mantiene vivo e influyente la corriente cinética, se basa en la interacción ortogonal de líneas de colores verticales y horizontales, y como dichos elementos, sus piezas igualmente han trazado una ruta hacia todos lados, colocándose en galerías desde Milan, su natal Padua, donde radica al día de hoy, Turín, Venecia, hasta ciudades en España, Portugal, Alemania, Suiza y Estados Unidos, entre tantos más.

 

Sin Título 2, 2018. Fuente: Marion Gallery
 

Sin Título 4, 2018. Fuente: Marion Gallery