Gerhard von Graevenitz, entre el azar, el orden y el movimiento

Lunes 26 de Abril 13.00 GMT

 

¿Puede "funcionar" una obra de arte cinético si no funciona? Por lo tanto, ¿es necesario mantener una obra de arte cinética a toda costa, o existen límites establecidos por las propiedades de los materiales utilizados? ¿Puedo o debo cambiar piezas de desgaste? Si lo hago, ¿dónde termina el retoque y comienza la sustitución?

¿Hasta qué punto prevalece la preservación del trabajo mecánico de la obra de arte sobre la forma pictórica? ¿Qué partes son fundamentales para la representación de las obras? ¿Cómo se puede mantener el menor desgaste posible (conservación activa y pasiva)? ¿Qué consecuencias tiene eso para el cuidado, el mantenimiento, la exposición, el almacenamiento, los préstamos y el transporte?

Estas son algunas de las preguntas que se plantea el trabajo de Gerhard Von Graevenitz, nacido el 19 de septiembre de 1934 en Schilde, Prignitz, y quien hoy se distingue como uno de los representantes del Op-Art.

 

Graevenitz, 1971. Fuente: WideWalls Gallery.
 

Gerhard Von Graevenitz, además de plantearse estos problemas materiales relevantes a la conservación de su obra, siempre trató de abordar cuestiones de conservación y documentación de la idea cinética y emplear el movimiento establecido dentro de una forma estricta y conceptual.

Como estudiante de economía en la Universidad de Frankfurt am Main y arte en la Academia de Bellas Artes de Munich fue que sentó las bases de lo que sería el trabajo de su vida, aunque en años posteriores a sus estudios, y en lo que llegaba su oportunidad de mostrarse ante el gremio, de 1959 a 1960 fue editor de la revistas mientras completaba sus primeros relieves monocromáticosobjetos cinéticos.

 

5 Black Rectangles on White, 1973. Fuente: Tate Gallery.
 

Ya para 1962, fue cofundador del movimiento internacional nouvelle tendance (Nuevas Tendencias), un grupo que recurrió activamente a la computadora como un medio de investigación visual, anticipando los nuevos medios y el arte digital.

Fue en este tiempo que Graevenitz se sumergió completamente en los fenómenos de percepción: forma y color, línea y superficie, mostrando asi sus primeras relaciones entre estructura y movimiento, azar y orden.

 

Progression, 1973.  Fuente: Tate Gallery.

 

Unos años más tarde, en 1970, vivió y trabajó en Amsterdam, donde trabajó como organizador independiente y comisario de exposiciones para el Pabellón Holandés de la Bienal de Venecia, el Kölnische Kunstverein, la Hayward Gallery de Londres y el Kröller-Müller Museum de Otterlo. En 1976 cofundó la Internationales Künstlergremium y trabajó para ella como su vicepresidente hasta1979 cuando se convirtió en miembro de la junta directiva de Stichting de Appel en Amsterdam.

Sus trabajos lo colocan como uno de los representantes intransigentes del arte constructivo-concreto.

 

Kinetisches Objekt, 1968.  Fuente: Tate Gallery.
 

Algunos de los contemporáneos de Gerhard Von Graevenitz que nacieron alrededor del mismo año y en el mismo país incluyen a Joseph Beuys, Hans Haacke, Gerhard Richter, Dieter Roth y Frank Auerbach.