Adiós a Wayne Thiebaud y sus dulces pinceladas de arte pop

Miércoles 29 de Diciembre 09.56 GMT

 

El reconocido pintor de posguerra americana Wayne Thiebaud, murió el pasado sábado a los 101 años.

Destacado por sus cuadros de donas, helados y pasteles de cumpleaños, se le asoció con el arte pop, pese a que su estilo distó al de Andy Warhol.

 

 

Nacido en Arizona el 15 de noviembre de 1920, Wayne Thiebaud, inició su carrera profesional con Disney hasta que sirvió a la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Durante este periodo trabajó como ilustrador para un periódico del Ejército, para luego estudiar Bellas Artes en la Universidad Estatal de California en Sacramento.

Los colores vivos, pinceladas gruesas y su toque nostálgico se vieron influenciados por los bodegones de Giorgio Morandi o el optimismo cromático de Joaquín Sorolla.

 

 

Ya en los años sesenta sus dulces creaciones le valieron ser miembro del arte pop, que aunque se mantuvo apartado de este, exploró la cultura de masas a través de un cálido realismo figurativo.

 

 

Durante los últimos años de su vida, Thiebaud se mantuvo como profesor de Arte en el Sacramento Junior College y la Universidad de California, hasta su retiro a los 70 años. Sin embargo, sus deseos por enseñar lo superaron, por lo que siguió impartiendo clases como profesor emérito.

"Wayne Thiebaud tuvo una influencia profunda y duradera en nuestra universidad, pero su legado trasciende la UC Davis", señaló el rector Gary S. May, tras dar a conocer la noticia de su muerte.

Reconocido como uno de los artistas más queridos de Estados Unidos, estableció récord de subasta en 2020 junto a Christie's, por su cuadro Four Pinball Machines (1962), el cual se vendió en más de $19.1 millones de dólares.