Muere Little Richard, leyenda y pionero del rock and roll

Sábado 09 de Mayo 12.39 GMT

 

El padre y pionero del rock and roll Little Richard, murió este sábado a los 87 años, producto de cáncer de huesos, confirmo su hijo Danny Jones Penniman a la revista Rolling Stone.

Icónico por sus copetes, maquillaje andrógino y camisas brillantes, sentó junto a Chuck Berry y Jerry Lee Lewis las bases del rock and roll.

Little Richard, también ayudó a formar otros géneros musicales como el soul, funk, blues y hip hop, influyendo de manera contundente en la escena musical.

Nacido bajo el nombre de Richard Wayne Penniman, en Macon, Georgia, alcanzó la fama en la década de 1950 con su sencillo Tutti Frutti.

Su piano y fuerza en el escenario significaron la llegada de una serie de éxitos como Long Tall Sally, Rip It Up, Lucille y Good Golly Miss Molly.

Fue así como se convirtió en uno de los músicos estadounidenses más populares de todos los tiempos e influencia de otros grandes artistas como Elvis Presley, The Beatles, The Rolling Stones, David Bowie, Neil Young, Deep Purple y más. Incluso, Jimi Hendrix fue guitarrista de su banda hasta mediados de 1965.

Incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll y en el Salón de la Fama de los Compositores fue apodado el "arquitecto" del rock and roll y pionero reconocido del Rockabilly.

Tras un periodo de exceso de drogas y sexo, en el que incluso llegó a declararse “omnisexual” -atraído tanto por hombres como por mujeres-, regresó en 1986 con Great Gosh-a-Mighty! y su aparición en la película Down and Out in Beverly Hills.

Recibió un Lifetime Achievement Award de la Recording Academy y un Lifetime Achievement Award de la Rhythm and Blues Foundation.

En 2015, recibió un Premio Rhapsody & Rhythm del Museo Nacional de Música Afroamericana por su papel en la formación de géneros musicales populares y ayudar a poner fin a la división racial en las listas de música, así como en los conciertos de mediados de 1950 cambiando significativamente la cultura estadounidense.

Retirado en 2013, vendió más de 30 millones de discos.