Kalam Kunde: desafiar el régimen de Burkina Faso con música

Lunes 16 de Noviembre 11.30 GMT

 

Burkina Faso es un estado de África Occidental que, como muchos otros, se ha caracterizado por ejercer violencia de género en contra de sus habitantes.

Algunas de las acciones que reflejan esta problemática son las imposiciones ideológicas y culturales hacia las mujeres y niñas, entre ellas la de reservar, desde épocas ancestrales, el uso del kunde –una variante africana del ukulele– únicamente a los varones.

Ante esto, la cantante, compositora, música y bailarina, Kalam Kunde decidió tomar como estandarte creativo y de libertad este instrumento típico de Malí y Burkina; con lo que ha logrado romper los tabúes y tradiciones de su país.

Bajo el seudónimo de Kalam Kunde, un velo oscuro y un sombrero de paja y cuero, que suelen utilizar los hombres de la tribu fulani, la cantante se sube a los escenarios para hacer bailar a un público entusiasta y sorprendido ante la osadía de la compositora.

En cada presentación, a la artista burkani la acompañan dos hombres: uno para tocar el djembe –una calabaza enorme que sirve como percusión–, quien representa la tradición, y otro al frente del piano eléctrico, para representar la modernidad.



De este modo Kalam Kunde fusiona las raíces culturales con el espíritu de revolución feminista mediante la música, el canto y el ritmo.

Entre los logros que la artista ha conquistado, además de hacerle frente a la misoginia, es haber sido nominada junto a su agrupación para recibir el Premio Kunde de la esperanza en 2019, un reconocimiento que se otorga a las promesas musicales de esa región.