Blindness, el teatro sin actores ni escenario

Viernes 16 de Abril 08.50 GMT

 

En Blindness, una pieza de luz y sonido que lleva a experimentar el Ensayo sobre la Ceguera, del escritor José Saramago, no hay actores ni escenario, tampoco un telón.

Bastan una silla y unos audífonos para disfrutar de la adaptación del ganador del Premio Tony, Simon Stephens, dirigida por Walter Meierjohann.

En la Ciudad de México el espectáculo, que busca realizar una catarsis en grupo, tiene sede en el Teatro de los Insurgentes y en Nueva York en el Teatro Daryl Roth.

 

Las actrices Juliet Stevenson y Marina de Tavira interpretan tanto en inglés como en español, respectivamente, a la esposa del doctor, personaje principal de la novela de 1995, la cual narra el caos y los problemas en una sociedad que enfrenta una pandemia, cuya principal afectación es la ceguera.

Ambas intérpretes grabaron sus voces en sonido binaural, una frecuencia que crea una sensación tridimensional, diseñado por los hermanos Ben y Max Ringham, y que, a decir de Meierjohann, se acerca lo más posible para darle a la audiencia la experiencia de leer la novela.

En ambos casos, las instalaciones se colocan sobre los escenarios de los teatros, mientras que las sillas en las que los asistentes se sentarán se ponen en pares.

No importa si se está en Nueva York o la Ciudad de México, los elementos de la instalación teatral son los mismos, por lo que la experiencia solo dependerá de los contextos de cada persona.

En el techo de los teatros se instalan decenas de barras de luz neón que, durante el transcurso de la historia, suben, bajan, prenden y apagan para crear la atmósfera de la historia.

En el caso de la versión en inglés esta dura 70 minutos, mientras que la que está en español dura 62 minutos, es decir, es 8 minutos más corta. La puesta en escena en la Ciudad de México es la primera versión en español de Blindness (y hasta la fecha la única).

Blindness es un espectáculo que no te puedes perder por contar con un contenido libertador que busca trasmitir a la gente que todas las cosas, como lo que está sucediendo en el mundo, pasan, terminan y la vida sigue.