Oscar Wilde: La redención del genio que fue tratado como paria

Viernes 29 de Noviembre 12.52 GMT


Oscar Wilde: La redención del genio que fue tratado como paria


El repudio

  Oscar Wilde contrajo matrimonio con Constance Lloyd con quien tuvo dos hijos: Cyril y Vyvyan. En 1895 en la cima de su carrera el marqués de Queenberry lo acusó de homosexualidad, debido a un amorío que sostuvo con el escritor Alfred Douglas. Wilde por su parte comenzó un proceso difamatorio en su contra, el cual no prosperó. Fue declarado de indecencia grave y sentenciado a dos años de prisión, así como trabajos forzados. Poco valieron las peticiones de los principales círculos literarios para disminuir o anular su condena, cumplió por completo su encierro. En ese momento la intolerancia sexual en Gran Bretaña y Europa era sumamente grave. Durante su estancia en prisión su mujer cambió de apellido, al igual que sus hijos por Holland. Y al estar libre le prohibieron acercarse a ellos. Después del escándalo su suerte cambió ya que ninguna editorial deseaba tratos con Wilde. Decidió cambiar su nombre y apellido por Sebastian Melmoth y emigró a París, lugar en el que permanecería hasta su muerte. Sus últimos años los vivió en la precariedad económica, una salud deteriorada y problemas de bebida. En este tiempo, Wilde también tuvo un acercamiento importante hacia el catolicismo. Una de las ultimas piezas que escribió fue La balada de la cárcel de Reading. Actualmente Oscar Wilde es uno de los autores más leídos y consultados.   También te puede interesar:

Lope de Vega, el enamoradizo ‘Fénix de los ingenios’

Voltaire, el pensador polémico que defendió valores esenciales

Rodolfo Usigli, el dramaturgo incómodo del México posrevolucionario