Jim Jarmusch, un consagrado del cine independiente
10617
post-template-default,single,single-post,postid-10617,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Jim Jarmusch, un consagrado del cine independiente

La manera en que transforma lo cotidiano en arte, ha hecho de Jim Jarmusch, uno de los cineastas independientes más destacados de Estados Unidos.

James Robert Jarmusch, nacido el 22 de enero de 1953, vivió su infancia rodeado de cine y literatura.

Su madre, una crítica del séptimo arte en su original Akron, Ohio, lo paseaba en las salas de cine. Mientras que su abuela le inculcó la lectura.

Las enseñanzas de ambas le hicieron interesarse en el periodismo, carrera que abandonaría al poco tiempo.

Sin embargo, su gusto por las letras se mantuvo y estudió Historia de la Literatura Inglesa y Estadounidense en la Universidad de Columbia de Nueva York.

Más tarde estudió en la New York University Film School, donde fue ayudante de Nicholas Ray, lo que impulsaría sus inicios.

Siempre independiente

 

En 1981, el también poeta rodó su primera película de bajo presupuesto, Permanent Vacation.

Un año más tarde dirigió el cortometraje The New World, que en 1984 dio lugar a lo que él llama su primer largometraje, Stranger Than Paradise.

Esta cinta en blanco y negro ovacionada por la crítica le hizo ganar la Camera d’Or en Cannes.

Desde entonces, Jarmusch acaparó la mirada internacional por su valor al cine independiente.

Los éxitos se mantendrían con su trabajo en Down by law, considerada evidencia de la existencia de una nueva tradición minimalista de estética experimental.

Su agudeza para exponer lo cotidiano trajeron consigo Mystery Train (1989) y Nigth on Earth (1991).

En 1995, el también actor y compositor de nuevo acapararía los reflectores al verse rodeado de actores reconocidos y músicos.

Depp aparece en el curioso western Dead Man. Forest Whitaker en Ghost Dog (1999), una particular forma de ver a los samuráis.

En 2005, Bill Murray protagonizó Broken Flowers. Su amistad con el cantante Tom Waits, Iggy Pop, Joe Strummer, John Lurie y Screamin Jay Hawkings.

Jack White es otro de los músicos que aparece en escena con Coffee & Cigarrettes (2003).

Su activo trabajo se refleja en Limits Control (2009), y Only Lovers Left Alive (2014), protagonizada por Tilda Swinton y Tom Hiddleston.

A estas cintas le siguen Paterson (2016), y su más reciente filme zombie The Dead Don’t Die (2019), estelarizado por Murray y Selena Gómez.

Todo ellos aparecen en sus películas y forman parte de sus bandas sonoras, y siempre ha sabido mantenerse independiente.

Ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes en 2005 con Browen Flowers, y la Palma de Oro al mejor cortometraje con Coffee & Cigarettes.

The Dead Don’t Die, fue la cinta que inaugurara la Competición de Cannes en mayo pasado.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment