Arne Jacobsen, fundador del diseño modernista danés

Jueves 11 de Febrero 11.56 GMT

 

Arne Jacobsen fue un arquitecto y diseñador industrial que brilló por su pericia, creatividad y visión innovadora en la confección de productos que incorporan con soltura funcionalidad y belleza.

Nacido en Copenhague, Dinamarca, Jacobsen llegó al mundo el 11 de febrero de 1902 y, antes de convertirse en la insignia del diseño del modernismo danés, incursionó en el mundo de la construcción como albañil.

El artista es considerado un renovador de la tradición estética al imprimir vanguardia en el mobiliario y el diseño arquitectónico, y entre sus diseños más icónicos destacan las sillas Egg, Swan, y Ant, así como el Royal Copenhague, el primer hotel de diseño del mundo.

Egresado de la Facultad de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de Copenhague, Jacobsen también legó al arte la confección de la sede del Banco Nacional de Dinamarca, y la Embajada Real Danesa en Knightsbridge, Londres.

Asimismo, fue autor de la silla modelo 3107, más conocida como “Silla Número 7” (1955), que representó un éxito de ventas –con más de cinco millones de copias vendidas–, y fue inmortalizada en la popular fotografía de Lewis Morley, en la que aparece la actriz y modelo Christine Keeler arropada únicamente por el diseño de Arne.

Influido por el trabajo de Le Corbusier, Gunnar Asplund, y Ludwing Miles van der Roche, la obra del arquitecto se eleva por sobre otros trabajos por su elegancia y toques futuristas. De ahí, que el director de cine Stanley Kubrick haya retomado sus “cucharas para ambas manos” en la cinta 2001: A Space Odyssey.

Durante sus últimos años, Arne se dedicó a la docencia en la Skolen for Brugskunst de Copenhague y diseñó el St. Catherine’s College de Oxford. Falleció el 24 de marzo de 1971 a la edad de 69 años en su ciudad natal.

Ant, Egg y Swan Chairs

La Ant Chair fue diseñada en 1952 para la cafetería de la empresa farmacéutica Novo Nordisk, y hoy ocupa un lugar en infinidad de establecimientos y hogares; para su creación, el diseñador tenía como objetivo que fuera una herramienta ligera, cómoda, estable y fácil de transportar.

En tanto, la Egg Chair, de 1959, fue pensada para decorar el hotel Radisson SAS Royal en Copenhague, y es fabricante hasta la actualidad es la compañía Republic of Fritz Hansen. Se cree que el estilo de esta silla estuvo inspirado en la Womb Chair de Eero Saarien.

Al igual que la anterior, la Swan Chair fue concebida como un sofá para alojarse en el Radisson, y por la complejidad y altos costos de su fabricación su producción se limitó a unas cuantas, pero emblemáticas, piezas.