Tres quioscos imperdibles en México

Miércoles 26 de Febrero 12.24 GMT

En México hay sitios que se distinguen por su importancia histórica, arquitectura o diseño.

Así, queremos hacer un recorrido por tres quioscos que embellecen enormemente distintos espacios y que, incluso, se han convertido en sello inigualable de los mismos.  

 

Ciudad de México

 

El Quiosco morisco se encuentra en el encantador barrio de Santa María la Ribera, exactamente en el cruce entre las calles de Dr. Atl y Salvador Díaz Mirón.

Fue diseñado por el ingeniero José Ramón Ibarrola para el pabellón mexicano en la Exposición Universal de Nueva Orleans en 1884. 

Originalmente se encontraba en la Alameda Central, pero después cambió de residencia y se reinauguró en 1910. 

Consta de una cúpula acristalada que en su centro presenta un águila de bronce, así como 44 columnas metálicas exteriores y 8 interiores.

Se le llamó así debido a su parecido con dicha arquitectura, pero también por la filigrana decorativa y detalles. 

En 1972 fue declarado Monumento Artístico de la Nación y actualmente es un símbolo de la colonia. 

 

Chignahuapan, Puebla

 

En la Sierra norte de Puebla, para ser más precisos en la Plaza de la Constitución se encuentra uno de los quioscos más relevantes del país.

Data del año 1871 y cuenta con un estilo mudéjar, fue construido de madera en su totalidad.

Una de sus principales características es el colorido que posee y agrega al espacio. 

Cercano a la Parroquia de Santiago Apóstol, se observa apoyado sobre ocho pilares.

Debajo también se puede disfrutar de la frescura de una fuente. 

 

Tampico, Tamaulipas

 

Se le conoce como ‘quiosco el pulpo’ o ‘pulpo rosa’, esto debido a que está hecho de cantera rosa. 

Inaugurado en 1945 reviste la Plaza de Armas de Tampico debido a su imponente arquitectura.

En él se combinan distintos estilos: neocolonial, ecléctico y barroco mexicano.

El lugar ya no se puede concebir sin su presencia, incluso se toma como imagen turística ya que se ha convertido en icono de la ciudad. 

 

 

También te puede interesar:

Salvador Novo, el literato vanguardista y cronista de México

Casa Volta, un sitio para reencontrarse con la naturaleza

Tortillas ceremoniales, una tradición que sobrevive al paso del tiempo