Diseccionan controversial pintura de Van Gogh en muestra

Viernes 08 de Octubre 09.22 GMT

 

La exposición Los comedores de patatas: ¿error u obra maestra? en el Museo Van Gogh analiza, desde todo ángulo posible, la dinámica representación del artista de la vida campesina, una pintura que los críticos odiaban y que él amaba.

En 1885, después de meses de trabajo y una meticulosa preparación, Vincent van Gogh completó Los comedores de patatas, un cautivador retrato en tonos oscuros de una familia campesina alrededor de la mesa del comedor.

Con esta obra de arte Van Gogh tenía grandes esperanzas, pues creyó que le serviría de entrada al mercado del arte parisino. Pero la recepción del cuadro fue negativa, incluso atroz.

Ahora, el Museo Van Gogh invita a los visitantes a analizar detenidamente la obra, la cual apreciaba el artista a pesar de las críticas en su contra.

 

La muestra presenta alrededor de 50 pinturas, dibujos, bocetos y cartas que cuentan la historia de la escena de la cena rústica de Van Gogh. Algo interesante es que el recinto incluso fabricó un modelo a escala natural de la granja que inspiró al artista a crear esta obra.

Cabe señalar que Vincent comenzó a trabajar en Los comedores de patatas mientras vivía con sus padres en Nuenen, un pueblo rural de los Países Bajos que albergaba a muchos agricultores, trabajadores y tejedores, por lo que era el lugar perfecto para capturar la vida campesina, un tema de interés para el artista y muchos de sus contemporáneos.

 

En la muestra se incluyeron 10 de los 40 estudios de rostros de campesinos que Van Gogh creó durante el transcurso de un solo invierno, entre ellos un retrato de Gordina de Groot, que aparece en la controversial obra.

El resultado final muestra a cinco personas reunidas alrededor de una mesa, comiendo patatas y tomando café. Todas las personas fueron pintadas en tonos tierra, lo que remite al trabaja con las manos.

 

A pesar del arduo trabajo de Van Gogh y sus ambiciones para Los comedores de patatas, la pintura no apareció en una exposición durante la vida del artista pero actualmente está siendo honrada como debe de ser con esta magnífica muestra que estará abierta al público hasta el mes de febrero.

Hoy en día, Los comedores de patatas es considerada una de las obras más famosas de Van Gogh, una reivindicación de su afirmación de que la pintura fue lo mejor a lo que pudo haberse dedicado.