Tecnología y arquitectura en la obra de Matthias Oostrik

Miércoles 24 de Febrero 12.26 GMT

 

Matthias Oostrik es un artista que conjunta la instalación, el cine y la arquitectura a través del arte digital y las atmósferas poéticas.

Sus obras establecen relaciones inesperadas e impredecibles entre las personas y su entorno con la implementación de la tecnología y la sensibilidad de la estética y la conciencia humana.

Las instalaciones de Oostrik responden a los visitantes con luz, video, y sonido, adaptados a conmover al espectador hasta transformar su percepción de lo cotidiano.

Para lograrlo Matthias Oostrik colabora con renombrados artistas de performance, neurocientíficos e ingenieros, así como su audiencia, una parte integral de su trabajo.

Del trabajo galardonado con el que cuenta el autor, se enlistan De lo poético, que fusiona la expresión humana y los algoritmos en paisajes visuales; Más allá de lo irracional, con la que invirtió la tecnología de vigilancia para activar las audiencias; y Hacia lo imposible, una obra que implementó dispositivos de ondas cerebrales EEG (alfa, beta, theta y delta) para crear intimidad con el público.

Het Licht van Jan (La luz de Jan)

Su proyecto más reciente es la instalación de arte público Het Licht van Jan (La luz de Jan), ubicada en un laborioso paso subterráneo cerca del centro de la ciudad de Ámsterdam.

En dicha obra los visitantes que pasan activan proyecciones que iluminan las paredes desgastadas y la acera estrecha del paso subterráneo.

Las proyecciones de Het Licht van Jan se producen mediante una sencilla disposición de luces brillantes y rejillas de acero; las sombras de estas rejillas se combinan en patrones de muaré y producen efectos completamente diferentes tanto en la pared como en el piso.

En las paredes de azulejos, rayos de luz se mueven junto con los peatones, mientras que en la acera, ondas de luz se balancean suavemente hacia ellos.