La engañosa superficialidad del movimiento Superflat

Miércoles 23 de Octubre 11.56 GMT


La engañosa superficialidad del movimiento Superflat


A primera vista parecería que las pinturas y esculturas que conforman el arte que identificamos como Superflat son solamente coloridas, kawaii y escandalosas.

Sin embargo, existe todo un planteamiento detrás de estas obras.

El Superflat tuvo su origen en el taller de Takashi Murakami, uno de sus principales exponentes.

En el año 2000, este artista escribió "La Teoría sobre el Arte Superflat Japonés".

En este ensayo, exponía cómo “lo flat” = plano estaba presente en estilos importantes del arte japonés, como el ukiyo-e.

Para Murakami, esta afinidad por composiciones planas se mantenía en las principales manifestaciones culturales japonesas de ese momento: el manga y el anime.

Así, Superflat no solo habla de lo plano en términos formales, sino de aplanar los límites entre referencias culturales.
 

Superflat, la exposición

 

En 2001, Superflat irrumpió en el panorama internacional.

Takashi Murakami curó una exposición que incluyó una generación de artistas contemporáneos y mangakas que representaban su concepto.

Esta itineró por varios de los museos más importantes de Estados Unidos y el mundo.

Entre los artistas incluidos estaban Yoshitomo Nara, Chiho Aoshima y Aya Takano, había manga de Henmaru Machino y moda de 20471120.

Esta última boutique fue sumamente influyente para lo que se conoce como el Harajuku Style.

Así, para el mundo occidental quedó claro que presenciaban un arte sumamente japonés, pero que a la vez hablaba de haber asimilado la mirada occidental sobre Japón.

Pero también, eran evidentes las influencias del Pop-art, la reproducción mediática y el consumismo.

Superflat fue como voltear un espejo distorsionado sobre lo que occidente esperaba ver sobre Japón.

Este concepto y esta exposición nos hicieron voltear los ojos a una generación de creadores japoneses.

Que partiendo de la idea de aplanar todas las distinciones crearon un híbrido mutante para un milenio que empezaba.

Para leer más:

 

Takashi Murakami: De dibujante promedio y mal estudiante a artista

Yoshi Sodeoka y la estética neo-psicodélica japonesa

Una exposición que refleja la excentricidad de Takashi Murakami