Takashi Murakami: De dibujante promedio y mal estudiante a artista
9502
post-template-default,single,single-post,postid-9502,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Takashi Murakami: De dibujante promedio y mal estudiante a artista

Takashi Murakami tiene 57 años de edad, aunque ahora es uno de los artistas más influyentes del arte contemporáneo, no siempre fue así. Como todos, tuvo una infancia, momentos difíciles, dudas y obstáculos. Aunque ahora es una estrella de arte internacional y un ícono cultural, su pasado dista mucho de ello. Así es, Takashi Murakami una vez fue un estudiante descontento, aburrido con su educación conservadora y con anhelo de un cambio.

Aunque es adulado por miles de fanáticos alrededor del mundo, el artista parece más sencillo y humilde de lo que podría pensarse. De hecho, cuando estaba comenzando, Takashi Murakami no reclamó ningún estatus especial como artista. “Nunca tuve un talento especial para dibujar o pintar”, dijo. Por el contrario, el trabajo duro, la práctica y la determinación agudizarían esas habilidades.

Primer guiño

 

Su interés por el arte llegó cuando estaba en la universidad. Probaba diferentes cosas como parte de la búsqueda de su propia identidad. Hizo películas de animación cortas de sus ilustraciones dibujadas a mano en una película de 8 milímetros. Primero quería ser un cineasta.

Sin embargo, cuando se acercó la graduación comenzó a dudar de que pudiera mantenerse de esa manera. Entonces, le dio otra oportunidad a la pintura. Entró al curso de Nihonga (pintura japonesa). Ahí, vivió días de frustración; se dio cuenta que los jóvenes artistas no tenían espacio.

Entonces, un día, vio una gran exposición individual de Shinro Ohtake, un artista contemporáneo muy influenciado por Neoexpresionismo. Quedó asombrado, renunció a Nihonga y se comprometió con el arte contemporáneo.

Sr DOB de Murakami

Influencias y mentores

 

Murakami cuenta con varias influencias artísticas y maestros que le han enseñado y lo han inspirado. Entre sus influencias destacan el video detrás de escena de Star Wars. Un libro que explica la producción de animación de Hayao Miyazaki. El manga Domu: el sueño de un niño de Katsuhiro Otomo. La muestra individual de 1987 en el Sagacho Exhibit Space de Shinro Ohtakela. Los grabados y dibujos del artista alemán Horst Janssen’s. Y las obras que vio en las galerías de SoHo cuando visitó Nueva York por primera vez en 1988.

Por otra parte, algunos de sus mentores son el animador Yoshinori Kanada. El director de animación Hayao Miyazaki. El autor de manga Katsuhiro Otomo; y el director George Lucas. Sin embargo, su verdadero profesor es Nobuo Tsuji, un historiador del arte japonés.

cartoon de Murakami

Su arte hecho marca

 

“Francamente, creé mi empresa porque no podía encontrar otra forma de funcionar. El camino que elegí ha sido mucho trabajo, pero esta era la única manera de sobrevivir”.

Su objetivo como artista ha sido dejar su mente completamente en blanco y pintar como si estuviera aturdido. Vagar al azar por el lienzo. Y es que antes de convertirse en un artista contemporáneo, solía pintar casi exclusivamente peces, especialmente peces de agua dulce.

Sin embargo, debido a las dificultades que experimentó en la década de los 80 y 90 se dio cuenta que debía hacer su arte redituable. Por ello creo su propia marca, una marca sumamente redituable que genera millones alrededor del mundo. Y sobre todo, que ha convertido a Takashi Murakami es un icono del arte contemporáneo.

Pintura de Takashi Murakami
Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment