Diango Hernández, patrones coloridos con historia

Viernes 18 de Diciembre 06.00 GMT

 

Las pinturas geométricas y las tonalidades vibrantes de la obra de Diango Hernández son características heredadas de la etapa conceptual que vivieron las artes plásticas en Cuba durante la década de 1980.

Una década antes de que Hernández incursionara en el arte, en 1994, como cofundador del Ordo Amoris Cabinet –grupo de artistas y diseñadores enfocados en crear objetos de diseño para el hogar con la intención de compensar la escasez permanente de materiales y bienes–.

Este fin coincidía con la idea general a la que se enfocaron los artistas de la isla en los 90, cuyo interés se enfocó en el objeto terminado y estéticamente agradable que enfatizara en revelar los problemas derivados de las condiciones socioeconómicas.

La obra de Hernández, quien trabaja entre la ciudad alemana Düsseldorf y la capital cubana, se ha expuesto de manera individual en numerosos recintos, entre ellos el Kunsthalle Basel y el Neuer Aachener Kunstverein, y la Bienal de Venecia, Sidney y Sao Paulo.





Hacia 2009 y 2010 expuso en el Museo Für Gegenwartskunst con la muestra Losing you tonight, y en la galería londinense Hayward con dos instalaciones.

En la última década expuso en el Museo D’Arte Moderna e Contemporanea, en el Marlborough Contemporary, en el Kunsthalle Munster y en el Museo Morsbroich.