Carolee Schneemann, la artista que innovó en el performance

Martes 12 de Octubre 09.26 GMT

 

El trabajo artístico que llevó a cabo la estadounidense Carolee Schneemann rompió casi todas las reglas para poder hablar sobre género, sexo y política.

Por décadas, la artista, nacida un 12 de octubre de 1939 en Pensilvania, Estados Unidos, exploró diversas disciplinas pues no quería solo dedicarse a explorar un solo medio así que pintó, filmó películas, fotografío, dio vida a infinidad de instalaciones, escribió y hasta esculpió.

Schneemann siempre nadó a contracorriente. Fue la primera mujer de su familia en acudir a la universidad y, pese a que su padre la desanimó sobre estudiar arte, esta decidió acudir a la Bard College y posteriormente realizó una Maestría en Bellas Artes en la Universidad de Illinois. 

Sus primeros trabajos, realizados en su totalidad en la década de los 50, se enfocaron en la producción de pinturas y collages con materiales, objetos y pinceladas expresionistas.

 

No fue hasta los años 60 cuando Carolee Schneemann comenzó a realizar performance y body art, expresiones en las que la artista utiliza su propio cuerpo como medio.

El arte corporal y sensual que tanto impulsó y defendió, la enfrentó con feministas de la década de los 60 ya que percibían su trabajo como una burla.

 

A través de los años, Schneemann reinventó las formas en que el cuerpo humano podría convertirse en arte, ya sea usándolo como un accesorio no sexual o filmando ingeniosamente besos seductores con sus amados gatos.

Carolee Schneemann fue una artista consumada y, aunque no logró ser reconocida por lo que había hecho hasta sus últimos años de vida, ella fue una visionaria que logró romper las reglas del mundo del arte para impactar con su visión.