The Flaming Lips, los rostros de una nueva era musical

Lunes 19 de Octubre 13.26 GMT

 

Lo que inició como un juego para sobrellevar la nueva vida que llegó con la pandemia del coronavirus, se ha convertido en una propuesta seria que marca el inicio de un nuevo modo de consumir música y realizar conciertos, bajo el ingenio de la banda estadounidense The Flaming Lips.

Quienes han desafiado las medidas de sana distancia al ofrecer un concierto presencial en el que los músicos y los aficionados pueden compartir el mismo espacio arropados por burbujas espaciales.

“Parece absurdo, pero al principio lo estábamos haciendo no como una broma, sino como algo divertido, y ahora se está volviendo algo serio y real… creo que ese es el dilema en el que todos estamos ‘¿Cómo será el futuro? ¿Cuál es el futuro de la música en vivo?”, declaró Wayne Coyne para la revista The Rolling Stone.



Pese a que The Flaming Lips son admirados por la originalidad de sus espectáculos, en los que utilizan disfraces, globos, títeres, proyecciones de video, juegos de luces, confeti, y la característica burbuja gigante para su vocalista, el uso de este aditamento de manera masiva representa una novedad y un parte aguas en la industria del espectáculo.

“A nosotros, como The Flaming Lips, nos gusta la idea de que estamos haciendo algo diferente. Creo que podría ser genial. Podría ser divertido. Y todos podríamos tener una loca experiencia única”, sentenció Coyne a la cadena de noticias CNN tras experimentar con este nuevo formato en el show de Oklahoma, The Criterion.

Dicho experimento lo presentaron por primera vez en mayo durante su presentación en el programa nocturno The Late Show with Stephen Colbert, hecho que los inspiró a conservar la idea y mejorarla.

“Me gusta cómo se ve esto, porque puedes emocionarte tanto como quieras, puedes gritar tanto como lo desees, simplemente no puedes infectar a la persona que está a tu lado, no importa de qué te olvides, cuán emocionado te pongas”, concluyó el cantante norteamericano.

Sin duda, el tiempo definirá si esta iniciativa fue una idea precursora o un atisbo de creatividad como son los auto conciertos y las presentaciones virtuales; no obstante, actualmente representan el modelo más convincente y atractivo para regresar a las presentaciones en vivo.