Thom Yorke: el lado humano del rock

Miércoles 07 de Octubre 08.53 GMT

 

Thomas Edward Yorke, mejor conocido como Thom Yorke es cantautor, compositor, guitarrista, pianista, bajista y líder de una de las bandas más emblemáticas del Siglo XX: Radiohead.

Nacido el 7 de octubre de 1968 en Wellingborough, Inglaterra, estudió bellas artes y literatura inglesa en la Universidad de Exeter; no obstante, se dejó seducir por la música en 1985 debido a un show de la legendaria Siouxsie Siux.

Antes de convertirse en la estrella musical que hoy conocemos, Yorke trabajó como DJ y vendedor de trajes para hombre durante su juventud.

Además fue empleado de un hospital psiquiátrico, y participó en los grupos Headless Chickens, Flickernoise y On a Friday –que en 1991, seis años después de su origen, se convertiría en Radiohead–.

 

Desde que se autodenominó como creep en el primer gran éxito de la banda formada por Jonny Greenwood, Colin Greenwood, Ed O’Brien y Phil Selway, Thom Yorke se ha caracterizado por evadir la pose de estrella de rock y ha encaminado su influencia hacia causas sociales.

Estas involucran la crítica a la industria musical, apoyo a las prácticas de comercio justas y una postura antiglobalización.

Yorke se estrenó como solista en 2006 con el álbum The Eraser y formó el grupo Atoms for peace en 2010 al lado de Flea de Red Hot Chilli Peppers, y los músicos Joey Waronker, Mauro Refosco y Nigel Godrich.

La vena creativa en torno a las artes plásticas Yorke la ha plasmado en el arte de sus discos bajo el seudónimo de Tchok.

Entre las influencias musicales más recurrentes del 66° mejor cantante de la historia de acuerdo a la revista Rolling Stone, se enlistan: Queen, Elvis Costello, The Smiths, R.E.M., Neil Young, Scott Walker, Magazine, Miles Davis, Ennio Morricone y varios más.

Todas las paredes son útiles si evitan que se caiga el techo: Thom Yorke.

Dato curioso

Si no eres fanático de Radiohead, tal vez te gustará saber que el nombre de la banda proviene de una canción homónima del álbum True Stories de la banda estadunidense The Talking Heads.

Una canción inspirada en el brasileño Chico Buarque, luego de que David Byrne, líder de la banda escuchara una canción que incluye el término Radio Cabeça, que traducido al inglés resulta: Radio Head.