Nushu, el lenguaje ancestral y secreto de las mujeres chinas

Martes 27 de Octubre 13.58 GMT

 

Descubierto por el profesor Gong Xhebing en 1982, el Nushu, que significa literalmente “escritura de mujeres”, es un sistema silábico que surgió en el siglo III en la población rural del valle del río Xiao, que atraviesa el distrito de Jiangyong en la provincia de Hunan, China.

Transmitido principalmente de abuelas a madres, de madres a hijas y difundido entre amigas y conocidas, el Nushu se utilizaba como una herramienta transgresora para expresar vivencias, sentimientos, biografías e ideas en una época en la que las mujeres tenían prohibido el acceso a la educación.

Dicha escritura deriva de los sinogramas chinos, pero, a diferencia de este idioma escrito en el que cada símbolo representa una palabra o una idea, el Nushu es fonético y cuenta con dos mil caracteres que representan sílabas.

Asimismo, se caracteriza por estar compuesta de trazos filiformes y oblicuos en forma de losanges –rombo cuya diagonal mayor está en posición vertical–, y sus cuatro elementos principales son: el punto y las líneas verticales, inclinadas y arqueadas.

La escritura Nushu no fue oficial ni religiosa, en cambio se mantenía secreta, y se escribía en papeles abanicos u objetos ornamentales; también podía encontrarse  bordado en pañuelos o ropas.

Inscrito en la lista del Patrimonio Nacional Cultural Intangible de China en 2006, el Nushu era conocido por las habitantes de los pueblos circundantes como “la escritura del mosquito” por su apariencia.