Quebrantahuesos: Cuando la poesía no busca la estética
9941
post-template-default,single,single-post,postid-9941,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Quebrantahuesos: Cuando la poesía no busca la estética

Para muchos, profesionales y amateurs de la escritura, la poesía es la forma más compleja de las letras. Una suerte, a veces mágica, a veces solemne, pero casi siempre estética…

En ese “casi” se encuentra una especie de “juego” poético, uno que se aleja de todo convencionalismo, uno que busca acercar a cualquiera a la realidad global y no a la realidad y ojos del poeta. Les presentamos los Quebrantahuesos.

un quebranta huesos de nicanor parra

Los Quebrantahuesos es una corriente poética del tipo visual que consiste en la alteración organizada de distintos materiales impresos. Esto cambia de forma radical el sentido de ciertas oraciones.

En forma simple y abusando del sentido común, un “collage de palabras“.

Su creador fue Nicanor Parra, un chileno que no necesita presentación en el ámbito de la poesía, folclore y consciencia libertaria del país andino.

El formato, aún más extraño para la poesía de aquellos días, fue una especia de periódico mural.

Auxiliados de recortes, tijera y pegamento, cualquiera podría decir que se trata de un simple juego… y es posible que solo sea eso. Nicanor sólo pretendía demostrar que la poesía, dentro de su sublime y profundo lenguaje, también puede ser lúdica y para todos.

La vida y muerte en un mismo día de un Quebrantahuesos

Para hablar del objeto siempre es necesario hablar de su creador. Nicanor, además de haber creado esta forma de expresión, es el padre de la llamada Antipoesía.

Pero todo “anti” tiene un poco (o un mucho) de lo que intenta negar. Quebrantahuesos, un diario mural de 1952 realizado en conjunto con Enrique Lihn, Alejandro Jodorowsky y Jorge Berti, que instalaron en pleno centro de Santiago de Chile.

“El Quebrantahuesos era en la práctica una modesta cartulina que llenábamos, según el orden que imparte el director de un cementerio a nichos, lápidas y mausoleos, con originales tipografiados de acuerdo con la práctica surrealista de escribir frases nuevas e insólitas con recortes de rutinarias frases hechas (collage verbal y gráfico), sintagmas tomados, en general, de los títulos o subtítulos de los periódicos, e imágenes compuestas con el mismo procedimiento[…]” Enrique Linh.

quebrantahuesos
Nicanor Parra quebrantahuesos

La historia y la teoría del Quebrantahuesos se publicó en plena dictadura de Pinochet (1975). En el único número de Manuscritos, revista del Departamento de Estudios Humanísticos. Y no se necesita saber mucho de aquella época para entender por qué nació y murió fugazmente este movimiento.

¿Qué hacen los quebranta huesos hoy?

Jugar y ayudar a los niños a pensar con el lenguaje. Así es, en Chile, este lúdico ejercicio es practicado y muy útil para estimular la creatividad, además motiva a los niños que tienen dificultades de caligrafía y también lo utilizan en la enseñanza de las concordancias gramaticales.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment